Beltane: este 9 de mayo imprégnate de la fuerza de la primavera (en confinamiento)

La palabra “Beltaine” en la tradición celta quiere decir ‘un buen fuego’, y una parte esencial de esta antigua celebración consistía en saltar el fuego, a solas o en compañía, para dejar atrás lo que te está limitando y convocar a la fertilidad e impregnarte de la fuerza primaveral. Así, la Asociación de Amigos de la Celtiberia propone hacer un salto simbólico del fuego recogiendo el rocío de la mañana para lavarse con el, con la escritura o lectura de poemas, encendiendo velas, preparando un pequeño altar de flores y símbolos de la fertilidad, compartiendo virtualmente música, baile y alegría; decorando árboles y arbustos, celebrando la comida…

Con la promesa del verano en el aire, en este momento la savia sube con vigor, la naturaleza está en pleno crecimiento y expansión, abriendo nuestro deseo de jugar, brincar y festejar. Beltaine, en sintonía con la efusión de la tierra, era a la vez una antigua celebración de la sexualidad, de la fuerza instintiva, de las polaridades de las energías masculinas y femeninas y del placer.

En nuestra tierra existen muchos ritos que han perdurado en el tiempo, los Mayos, las enramadas, las aleluyas, donde el canto del amor del chico y de la chica imitan los coros de las aves del campo en sus rituales de apareamiento. Sin duda uno de los ritos por excelencia es la plantación del mayo. Los jóvenes iniciáticos del año llevan a cabo el ritual. Van en busca de un vigoroso tronco que van a introducirlo en la tierra en uno de los lugares femeninos del pueblo, la puerta de la iglesia, la plaza, la fuente, etc.

Otro de los ritos son las romerías a lugares sacros, bosques, fuentes, ríos, montes, en estos momentos la mayoría cristianizados con advocaciones que tienen que ver con elementos de la naturaleza, especialmente los vegetales.

En su esencia, es un festivo para desplegar nuestra conexión con lo divino a través de la sensualidad de ser cuerpo, para celebrar el milagro de la vida de infinitas maneras.

Este año de confinamiento queremos proponer un Beltaine casero que podemos celebrar a lo largo de la semana, y que vamos a culminar como colofón el día 9 de mayo, día de muchas de las romerías que se hacen en la Celtiberia y que este año están suspendidas.

Aquí van algunas sugerencias

  • Escribir poemas de amor dedicados a la ninfa deseada
  • Recoge el rocío de la mañana y lava tu cara con él
  • Enciende velas o un fuego en un lugar seguro y conecta con ese elemento transformador, con lo que quieres soltar, lo que quieres convocar, lo escribes  y lo quemas
  • Haz un altar lleno de flores y símbolos de la fertilidad. Pon atención en donde estás y en lo que deseas y necesitas, para ti y para el mundo, y deja que la fuerza de la naturaleza impregne estos deseos
  • Convoca virtualmente a otras personas para tocar música, el tambor, bailar, cantar, expresar tu energía salvaje e instintiva
  • Decora árboles y arbustos con cintas y telas de colores, agradece todo lo que nos ofrecen
  • Haz una infusión solar de flor de saúco: coger dos o tres flores y ponlas en un litro de agua con un par de rodajas de limón y azúcar integral a gusto o stevia. Déjalo reposar al sol 3 o 4 horas y lo cuelas… Si lo quieres fresquito lo pones en la nevera, y a gozar de una deliciosa bebida: ¡digestiva y festiva!
  • Celebra la sensualidad a través de la comida: bendice los alimentos, agradece, saborea lentamente, comparte la experiencia.

El poeta Manuel Martínez Forega nos introduce espiritualmente en esta semana primaveral con este poema

Canto del Guerrero Celtibero a su amada

MI NA BEALTAINE

Cédeme tu fuego, Beltane,

para alumbrar la casa de mi amada.

Haré dos penachos de tejo

para abrir su puerta y su ventana.

Cédeme tu fuego, Beltane,

para iluminar trigos y amapolas,

el pasto rociado en cada aurora,

de ganado llenas las majadas.

Cédeme tu fuego, Beltane,

para entrar en la alcoba de mi amada.

Le entregaré una vincha amarilla

para recoger su pelo negro.

Cédeme tu fuego, Beltane,

para encender una antorcha de enebro.

Le mostraré por qué yo no dormía

mientras duerme la primavera.

Cédeme tu fuego, Beltane,

y que brillen los ojos de mi amada.

Yo acomodaré esta noche el lecho

y ambos atizaremos nuestra hoguera.

¡¡¡FELIZ BELTANE!!!

Todas las experiencia o fotos nos los puedes compartir en la página de Facebook de la Asociación de Amigos de la Celtiberia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *