III ENCUENTRO DE LA CELTIBERIA LITERARIA Y CREATIVA. Gotor, 26-27 septiembre 2020

La Celtiberia es un territorio —digámoslo con todo su peso específico— «característico»: tiene carácter, caracteres singulares y características bien diferentes de otros territorios de un país que ha tenido la costumbre de ignorarla. No hace mucho la Celtiberia era tan sólo un topónimo difuminado en las páginas de la historia y de la sociología con acaso un apunte épico que la aislaba todavía más, por cuanto esta circunstancia solapaba sus otros muchos valores. Hoy, la Celtiberia tiene un perfil; este perfil ha ido trazándose a partir de los aportes históricos, arqueológicos, etnográficos, literarios, patrimoniales, artísticos… y de la recuperación para el procomún de este territorio de cuantas evidencias en esas y otras disciplinas han sido expuestas por parte de muchos de aquellos «celtíberos» que tuvieron un día que dejar sus casas. La Celtiberia  es un territorio de elevadas altitudes y, naturalmente, de gran altura en el orden de las actividades humanas. Este III Encuentro de la Celtiberia y Creativa de Gotor quiere, desde el centro mismo de sus límites, insistir en lo hasta aquí dicho y evidenciar sus certezas para resituarla en un plano de interés que en éste, y en los Encuentros anteriores, se ha abordado a través de mesas de debate en torno a su despoblación, a su fisonomía histórica, a su recepción por parte de quienes desconocían sus caracteres, a su evolución como una tierra enérgica, de gran fortaleza, singular y hospitalaria y de la que han escrito, pintado, definido localizado e investigado los más grandes escritores, pintores, fotógrafos, cineastas, arqueólogos de todos los tiempos. Quiere también resituar la Celtiberia no sólo en el plano de su cruda realidad social y económica, sino en el de la imaginación creativa en todas sus infinitas posibilidades. En el plano de la imaginación la Celtiberia es un vector que conduce y transporta lo imaginado directamente a lo tangible. Estos Encuentros son una prueba, pero existen muchísimas más por desvelar y aquí, en Gotor, se irán desvelando unas cuantas.

En ediciones anteriores nos acompañaron personalidades representativas del campo literario, musical, histórico, periodístico, científico y artístico como Irene Vallejo, Manuel Rico, Manuel Vilas, Gabriel Sopeña, Inés Ramón, Adolfo Burriel, Antón Castro, Javier Fernández López, José Luis Corral, Fernando Aínsa, Javier Barreiro, Rafael Navarro de Castro, Carmen Comadrán, José Verón Gormaz, Ángel Petisme, El Silbo Vulnerado…, destacados nombres que han acogido siempre los afanes y la idiosincrasia de la Celtiberia y se han unido en el empeño de mostrar a través de los Encuentros la imagen de su realidad creativa y de sus posibilidades y consecuciones estéticas. Este III Encuentro reúne, entre un gran elenco nominal de poetas y narradores, a otros tantos altos representantes de la literatura, de la fotografía, de la investigación arqueológica, del cine documental, de la medicina…: María José Sáenz Rodríguez, Jesús Rubio Jiménez, Pilar Argudo y Carlos Blázquez, Julio Llamazares y Pilar Catalán; se incorporarán además con la lectura  de sus textos los jóvenes poetas y narradores de la Comarca, a quienes se seguirá invitando en ediciones futuras para dar muestra de su contribución estética al territorio que habitan. Hemos querido añadir el adjetivo Creativa precisamente para que quedaran representados en el enunciado del encuentro todas las disciplinas artísticas.

Dos actos destacarán también en esta tercera edición: la entrega de la Tésera de Hospitalidad celtibérica a la Asociación de Amigos de Sarnago, distinción que ya recibieron el profesor Francisco Burillo, la Asociación de Amigos de Villarroya (La Rioja), la Asociación Tierraquemada de Garray (Soria), la Asociación de Amigos de la Villa de Calcena (Zaragoza) y el poeta, narrador y fotógrafo bilbilitano José Verón Gormaz. En otro acto se hará entrega a los autores de los premios del certamen de Microrrelatos «Amigos de la Celtiberia» en sus categorías general, juvenil y comarcal y que este año cumple su segunda convocatoria.

Proseguimos en el empeño de revelar las riquezas naturales, patrimoniales, paisajísticas, históricas, artísticas y, desde luego, humanas; proseguimos en la tarea de ir descubriendo el carácter de la Celtiberia hasta reconocerla como ese eutopós cuya materialidad e inmaterialidad sea de todos.  

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *