Un momento de la charla

¿Cómo eran nuestros dioses y nuestros templos hace 3.000 años?

La arqueología aporta datos y pistas son los ritos y las creencias de los antiguos pobladores de la Celtiberia. También los relatos de los romanos y de la época medieval, e incluso la pervivencia de actual de ritos ancestrales. De todo ello se trató ampliamente en Used el día 11 de julio en la tercera de las charlas organizadas por la Comarca Campo de Daroca y que divulgan este rico patrimonio histórico del territorio. Además, se pudo visitar un nemeton o lugar sagrado de primera magnitud, y un santuario en un olmedal sagrado donde todavía acuden en romería entre danzas y bailes a honrar a la Virgen de la Olmeda.

El sábado 11 de julio se presentaron en Used dos grandes novedades. La primera de ellas el nemeton de la Zaida, una cueva santuario que se pudo visitar para apreciar sus grabados, que se atribuyen a un origen celtibérico. La segunda, una foto aérea de los años 70 donde se aprecia la estructura urbana del poblado celtibérico de la Atalaya, con dos calles de casas paralelas que confluyen en una central y que albergaba unas cincuenta casas y dos estructuras que podrían tener una finalidad defensiva.

Estas muestras del patrimonio que alberga el territorio de la antigua Celtiberia se mostraron en la tercera de las charlas del ciclo organizado este verano por la Comarca Campo de Daroca con el título “Huellas del Pasado” y que se centra en la divulgación del abundante patrimonio histórico – artístico de este territorio. La sesión, que tuvo una parte práctica con visita de campo, tuvo lugar en Used el sábado 11 de julio.

El objetivo de la Asociación de Amigos de la Celtiberia, que colabora en este ciclo, al dar a conocer estos elementos a la población es instar al compromiso por parte de los vecinos a su conservación y a las autoridades locales a su protección patrimonial.

La charla prosiguió con un acercamiento a la religión celtibérica sus dioses, intermediarios, ritos y tradiciones algunas de ellas que han perdurado hasta nuestros días con imágenes de los pueblos del entorno: la romería a la Olmeda de Used, la plantación del mayo, las hogueras de protección del invierno etc. Pero sobre todo contemplamos el paisaje de la celtiberia, el solar sagrado donde los humanos encontraban la huella y la inspiración del gran espíritu, el Dis Pater que describe Cesar de los Galos.

En la charla se explicó que es difícil acercarse a una realidad cuando los propios celtiberos evitaban cualquier representación icónica, cualquier construcción como santuario reduccionista o cualquier corpus ritual. Ángel Muñoz, presidente de la Asociación de Amigos de la Celtiberia y experto en la materia, señaló que «con la llegada de la influencia romana, la religión celtibérica se transformó e incorporó dioses especialistas». Esto, indicó, estaba alejado del espíritu original celtíbero, ya que su experiencia monista de ser supremo la vivían con dioses funcionales y no especialistas.

Este acto fue el tercero de los que ha organizado la Comarca Campo de Daroca este verano bajo el título “Huellas del Pasado” y que buscan divulgar el abundante patrimonio histórico que tiene la comarca. Las sesiones, que se celebran durante 9 sábados consecutivos, comenzaron el día 27 de junio en Daroca y concluirán el 22 de agosto en Mainar.

Para obtener más información puede pinchar aquí o escribir a la Comarca Campo de Daroca: infocomarcadaroca@gmail.com.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *