II PREMIO DE MICRORRELATOS «AMIGOS DE LA CELTIBERIA»

El sevillano Raúl Romera Morilla ha resultado ganador del II Premio de Microrrelatos «Amigos de la Celtiberia» en categoría general con La promesa de Aunia

LA PROMESA DE AUNIA


Las guarniciones, apostadas entre sillares y adobes de los tramos de muralla aún
por terminar de construir, velaban por la seguridad de los últimos belos que, con las
primeras luces del amanecer, abandonaban Sekaiza. Mujeres, niños y ancianos, en una
lenta y penosa caravana, dejaban atrás su ciudad ante la inminente llegada del cónsul
romano Quinto Fulvio Nobilior. Cuando el disco dorado mostró todo su esplendor tras
los lejanos cerros, una descomunal nube de polvo que se elevaba lentamente del suelo,
anunció la llegada de las cinco legiones procedentes de Roma que habrían de acabar con
aquella ciudad de la Celtiberia.
El viento, que viajaba rápido en aquella planicie que parecía extenderse hasta el
infinito, trajo a los evacuados el amargo sabor térreo del polvo levantado por las legiones.
—Caciro, no mires atrás —le dijo Aunia a su hijo, al verlo mirar hacia las murallas
cada vez más lejanas de Sekaiza. Bajo sus pies, el niño notaba el temblor del suelo
provocado por la terrorífica marcha del ejército invasor. Aceleró el paso agarrándose a la
capa de su madre y avanzó con la mirada fija en el suelo.
Aunia, ocultando sus lágrimas a su hijo, se prometió a sí misma que, allá donde
fuera, resistiría hasta la muerte antes que huir otra vez de su hogar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *