RESUMEN MESAS REDONDAS III ENCUENTRO DE LA CELTIBERIA LITERARIA Y CREATIVA

El Encuentro de la Celtiberia Literaria, además de su dimensión cultural y difusora, es también una oportunidad para reivindicar determinadas causas que afectan a nuestras tierras. Este año hemos diseñado dos mesas redondas sobre dos temas candentes, que se llevaron a cabo la tarde del sábado 25 de septiembre de 2021 en el Convento de la Consolación de Gotor.

La primera de ellas se titulaba “El ferrocarril en la Celtiberia, pasado, presente y futuro”, precedida por la proyección del cortometraje documental Una estación de paso (2010), cuyos autores, Pilar Argudo y Carlos Blázquez, estaban allí presentes, acompañados por el geógrafo Ángel Muñoz y el especialista en cine Javier Hernández, ambos de la Asociación de Amigos de la Celtiberia. Se trató de la importancia de recoger la memoria de aquellas épocas donde el ferrocarril era protagonista, tal como pretende el citado documental. Pero también se habló del abandono que hoy padecemos en la Celtiberia en el capítulo de las infraestructuras viarias en general y el ferrocarril muy en particular; aquí las administraciones, RENFE y Adif nos han dejado de la mano de Dios priorizando la rentabilidad sobre el servicio público. Como ha demostrado el movimiento reivindicativo del eje del Jalón, la protesta y la movilización ciudadana parece ser la única alternativa para que se haga algo de caso a las necesidades de la ciudadanía de esas tierras (aquí puedes añadir lo que quieras del caso). A otra escala, la Celtiberia está atravesada por el AVE en el trayecto Madrid-Zaragoza y nuestras despobladas y envejecidas comarcas no reciben ninguna compensación por ese uso. Se comentó incluso la necesidad de gravar el billete para que ese plus repercutiera en las propias tierras que ceden su espacio. Este uso no compensado es una prueba más de cierto colonialismo que el Estado y las grandes empresas están ejerciendo en la España vaciada.

En la siguiente mesa, titulada “Aratis y el patrimonio arqueológico de la Celtiberia”, participaron los arqueólogos de la AAC, Gloria Pérez, Marta Chordá y Alberto Gonzalo, y el director del Museo de Zaragoza, Isidro Aguilera; éste reconoció que el patrimonio celtibérico de su centro, enriquecido con los cascos del yacimiento de Aranda del Moncayo, no está suficientemente valorizado, en parte por falta de espacio y voluntad de impulsar el museo desde el Gobierno de Aragón (es una asignatura pendiente desde hace muchos años). Los arqueólogos y el público resaltaron que era sorprendente que disponiendo de los textos más extensos en lengua céltica de la Antigüedad (los tres bronces de Botorrita), los citados cascos de estilo calcídico (uno de los más refinados ejemplos de la Edad del Hierro) y sucesos históricos de la relevancia del cambio del calendario romano (que hoy nos rige) debido a la rebelión segedense, no sepamos relanzar ese museo como uno de los más importantes del mundo en patrimonio céltico. Isidro Aguilera instó a las asociaciones ciudadanas a presionar y movilizarse en esta defensa de un patrimonio infravalorado y todavía poco conocido pese a su relevancia. La Asociación de Amigos de la Celtiberia, recoge este testigo y comenzará una campaña para concienciar de la penosa situación de nuestros yacimientos celtibéricos y la insuficiente exposición y divulgación de ese patrimonio arqueológico en el Museo de Zaragoza y otros.

Las deficitarias y abandonadas infraestructuras viales y de todo tipo y el descuido del patrimonio, son dos de las asignaturas pendientes que podrían convertirse en palancas para el desarrollo sostenible de estas tierras de la antigua Celtiberia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *