tor el 7.5.2022 con más de una veintena de fundadores'>YA ESTÁ EN MARCHA LA RED DE MUNICIPIOS DE LA CELTIBERIA. Se constituyó en Gotor el 7.5.2022 con más de una veintena de fundadores

Los municipios de la Celtiberia apostamos por la integración y la solidaridad, dos valores muy necesarios en tiempos de crisis y nacionalismos excluyentes. Queremos integrarnos en nuestra Historia, en nuestra identidad, en nuestra excepcional riqueza patrimonial; por ello queremos entroncarnos en Celtiberia, el mítico territorio de los celtíberos y de las Cuatro Culturas (celtibérica, judía, musulmana y cristiana) que se extiende por ocho provincias (Burgos, Cuenca, Guadalajara, Rioja, Segovia, Soria, Teruel y Zaragoza) de cuatro comunidades autónomas: Aragón, las dos Castillas y La Rioja. Promovemos una declaración simbólica, integradora, plenamente compatible con nuestra identidad aragonesa, castellana, riojana y española, pues somos desde siempre tierra de creativos mestizajes. Adscribirse a la Celtiberia supone apostar por los valores que refuerzan la naturaleza, la cultura, la etnografía y la solidaridad que históricamente han distinguido a estas “extremaduras” (tierras de frontera) de comunidades de aldeas o de villa y tierra, concejos abiertos y fueros; somos la tierra de los celtíberos sin esclavos y con hospitalidad, de los concejos libres, del común, del nadie es más que nadie… Somos tierra dura donde echó raíces la libertad de los individuos y de los colectivos. Esta es una de las grandes herencias inmateriales de un patrimonio ecocultural que, sin embargo, es tangible y único en Europa: la Celtiberia de las Cuatro culturas puede ser fuente de riqueza para impulsar el sector agropecuario ecológico, el turismo cultural y la nueva economía digital; en definitiva, potenciador de un desarrollo sostenible que necesitan ya estas tierras marginadas desde el siglo XIX.

Esta red de municipios celtibéricos pretende reconocer el compromiso
de unos pueblos y de sus pobladores con un territorio desde hace dos mil quinientos años. Nos organizamos en este presente difícil, espoleados por la crisis demográfica, la ausencia de servicios y el olvido administrativo que padecemos, para hacer un llamamiento a todos los descendientes, oriundos, afines y gentes que hayan descubierto la pasión por vivir en el histórico solar de la cordillera (Celt)Ibérica. Pretendemos un futuro sostenible, con oportunidades para cualquier iniciativa que busque en este espacio el sentimiento de pertenencia a una comunidad ancestral y un presente que nos haga más felices en nuestro territorio. Pretendemos unirnos en esta red municipal para compartir tantas cosas en común con vistas a generar sinergias que nos hagan prosperar en la nueva sociedad digital participativa.

Nos comprometemos con la naciente red “Municipios de la Celtiberia” para promover iniciativas encaminadas a esos fines de desarrollo sostenible arriba enunciados y revertir la inercia negativa y derrotista de la España vaciada. Los municipios serán nuestra base y sustento, los interlocutores oficiales, si bien las asociaciones culturales locales deben tener voz y un papel destacado en esta red que se regirá por los principios democráticos que ya distinguieron a los antiguos celtíberos y que preservamos -excepcionalmente en Europa por la necesidad de colonos- durante la Edad Media. La Asociación de Amigos de la Celtiberia se propone como órgano observador, en un papel de apoyo, mentorizacion y colaboración desinteresados.

Nacemos con un pequeño germen de municipios de las ocho provincias celtibéricas (Burgos, Cuenca, Guadalajara, La Rioja, Segovia, Soria, Teruel y Zaragoza) con la vocación de abrirnos a todos los que integran las comarcas naturales de la Celtiberia, en la cordillera Ibérica y los rebordes occidentales de la Central (ver mapa); buscaremos así mismo la interacción con todos los actores de la España rural interior. Vamos a promover el hermanamiento y las actividades conjuntas con unos fines y objetivos concretos:

  • Preservación, mantenimiento y promoción de nuestro patrimonio histórico, artístico y etnográfico, de nuestra cultura, leyendas e imaginarios.
  • Preservación de nuestros ecosistemas naturales y de los paisajes antrópicos tradicionales.
  • Valorización y promoción de esta riqueza patrimonial en todas sus dimensiones para el fomento del turismo y las industrias culturales.
  • Promover iniciativas para un desarrollo sostenible en todos los campos: sector agropecuario, industrial, tecnologías digitales, turismo y cultura. 
  • Promover el emprendimiento, la revitalización demográfica de nuestros pueblos: un futuro para los jóvenes y un hábitat idóneo para la infancia.
  • Defender los servicios necesarios para el desarrollo satisfactorio de la vida cotidiana y laboral de un ciudadano del siglo XXI: infraestructuras y servicios suficientes para cubrir las necesidades básicas, comunicaciones (viarias y digitales), vivienda, entretenimiento, etc. Todo ello para provecho de los habitantes permanentes y estacionales.
  • Apostar por la tecnología digital participativa como instrumento de comunicación, intercambio e integración comunitario entre los habitantes de las comarcas naturales y de la Celtiberia.
  • Alineados con un modelo de desarrollo sostenible, defenderemos nuestro territorio frente a las agresiones colonizadoras o abusivas de todo tipo con nuestros recursos naturales: aquellas que no garantizan las compensaciones justas y consentidas a los municipios.
  • Nuestro territorio es un valor para la sociedad que debe ser compensado: el uso de infraestructuras viarias y energéticas o el agua de nuestra tierra tiene un gran valor en todas sus dimensiones (de mercado, patrimonial e intangible).
  • Interlocución con las administraciones supramunicipales para defender nuestros intereses y conseguir los fines que nos proponemos.
  • Apoyo y promoción de leyes que favorezcan una discriminación positiva para el medio rural despoblado (los “nuevos fueros”). Apoyamos la activación de la ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural 45/2007 que, convenientemente actualizada, es un instrumento operativo para nuestros objetivos.
  • Postularse a proyectos financiados por fondos europeos o nacionales, en un momento en que la condición rural, la despoblación, la extensión digital y las identidades culturales cotizan al alza en estas convocatorias.
  • Difusión de identidad y el patrimonio de la Celtiberia en todas sus vertientes.

Estos objetivos, y otros que se detallen en la asamblea de constitución de la red el 7 de mayo, serán asumidos por los municipios aspirantes para entrar en esta red y serán auditados periódicamente por agentes independientes. Juntos podemos conformar un lobby rural territorial que defienda nuestros intereses y nuestra identidad.

Así mismo, la asamblea de municipios concretará los requerimientos, las normas a seguir conjuntamente por los miembros, así como las cuotas anuales para mantener la red. Como muestra simbólica de esta pertenencia, cada localidad colocará la señal metálica homologada de “Municipio de la Celtiberia. Territorio de las Cuatro Culturas” que encabeza esta declaración (con el escudo o símbolo de cada municipio abajo, al modo en el que figura el ejemplo de Gotor) y la colocará visiblemente a la entrada de la población.

III PREMIO DE MICRORRELATOS «AMIGOS DE LA CELTIBERIA»

III PREMIO DE MICRORRELATOS «AMIGOS DE LA CELTIBERIA»



La Asociación de Amigos de la Celtiberia, en su irrenunciable defensa de los valores del territorio de la Celtiberia; atendiendo, además, a la histórica y fundamental aportación de sus gentes en la conformación de la cultura, la sociedad y los caracteres idiosincrásicos de la Península Ibérica, convoca el «III Premio de Microrrelatos Amigos de la Celtiberia» con el propósito de reconstruir, estéticamente también, un espacio singular y rescatarlo del olvido. El premio se regirá por las siguientes



BASES

1.- Se establecen tres categorías: Categoría general, a la que podrán concurrir todos aquellos autores mayores de 18 años; Categoría comarcal, a la que podrán presentar sus originales autores nacidos o residentes en la Comarca del Aranda; y Categoría juvenil, a la que podrán optar autores que, en la fecha de finalización del plazo de presentación de originales, no hayan cumplido los 18 años. En todas las categorías, las obras que se presenten a concurso deberán estar escritas en lengua castellana. Las obras deberán ser inéditas y originales. No deben haber sido premiadas anteriormente ni hallarse pendientes de fallo en otros concursos o premios. Se entenderá como inédita aquella obra que no haya sido reproducida total ni parcialmente en ningún tipo de soporte, tanto gráfico como digital. En cualquier caso, toda obra que resulte premiada con anterioridad en otro concurso, así como aquellas que no superen los controles de publicación en línea, quedarán automáticamente invalidadas.


2.- El premio estará dotado con 300 € en Categoría general, con 300 € en Categoría comarcal y con 200 € en Categoría juvenil, y les será de aplicación la norma fiscal pertinente. Las obras ganadoras se publicarán en la página web http://sosrural.org/. El importe del premio cubrirá todos los derechos que como autor pudieran corresponderle durante los dos años siguientes a la fecha de recepción del premio. En todas las ediciones posteriores, ya sean distribuidas por medios digitales o en soporte físico, deberá figurar imperativamente y en lugar bien visible que la obra ha obtenido el «III Premio de Microrrelatos Amigos de la Celtiberia».


3.- El tema objeto del microrrelato será cualquiera que tenga como escenario el territorio de la Celtiberia; en el texto del microrrelato deberá aparecer obligatoriamente el topónimo «Celtiberia». Cada autor podrá presentar una sola obra original, con una extensión máxima de 350 palabras incluido el título.


4.- La obra se presentará en formato digital como archivo PDF, en diseño de página DIN A4, con tipo de letra Times New Roman de 12 puntos e interlineado 1’5. Los trabajos se identificarán únicamente por el título de la obra, haciéndose constar, al pie del texto, un número de teléfono. No se admiten pseudónimos ni plicas. Cualquier trabajo que no se ajuste a las normas descritas anteriormente será desestimado.


Una vez que se produzca el fallo del jurado, la organización contactará con el autor a través del número de teléfono facilitado a fin de recabar su identidad y los datos necesarios para la entrega del premio. El autor premiado deberá realizar una declaración jurada en la que conste que es autor de la obra, que detenta los derechos de propiedad sobre ella, así como que está libre de obligaciones editoriales o de cualquier otro tipo que comprometan su publicación.


5.- Las obras se enviarán exclusivamente por correo electrónico a la siguiente dirección: to:aaceltiberia@gmail.com»>aaceltiberia@gmail.com, sin que pueda deducirse a través del remitente ningún dato referido al autor. En el «asunto» del mensaje deberá figurar, según el caso, la leyenda: «Premio de Microrrelatos Amigos de la Celtiberia. Categoría general», o «Premio de Microrrelatos Amigos de la Celtiberia. Categoría comarcal», o «Premio de Microrrelatos Amigos de la Celtiberia. Categoría juvenil». El contenido del mensaje consistirá únicamente en un archivo anexo en formato PDF con la obra que se presenta a concurso; el nombre de ese archivo será el título de la obra.

6.- El plazo de admisión de originales comenzará con la publicación de estas bases y concluirá el día 31 de julio de 2022 a las 24:00 horas. Los correos electrónicos recibidos después de esta fecha serán eliminados.

Los organizadores del certamen se reservan el derecho a rechazar aquellos textos que atenten contra la protección de la infancia, la intimidad y el honor de terceros o induzcan, inciten o promuevan cualquier tipo de actuación delictiva, denigratoria o violenta en cualquiera de sus formas. También serán rechazadas las obras que presenten faltas de ortografía.


El jurado estará integrado por personas de reconocida solvencia en las disciplinas de Historia y de Literatura y tomará sus acuerdos por mayoría de votos. El premio podrá ser declarado desierto y no se concederán accésits ni premios ex aequo.

7.- Cualquier incidencia no recogida en estas bases será resuelta por el jurado, cuyo fallo será inapelable.scritores.org 

8.- La entrega del premio se efectuará coincidiendo con los actos programados en el IV Encuentro de la Celtiberia Literaria y Creativa que tendrá lugar en la localidad de Gotor (Zaragoza) durante los días 24 y 25 de septiembre de 2022. El autor que resulte ganador se compromete a recibir el premio personalmente, salvo que resida fuera de España.

9.- No se mantendrá correspondencia con los autores. La dirección de correo indicada está destinada exclusivamente a la recepción de los originales. Dado el carácter completamente anónimo del premio, los trabajos no serán devueltos y se eliminarán definitivamente una vez se produzca el fallo del jurado. No se facilitará información sobre la clasificación de los trabajos ni sobre el desarrollo del concurso.

11.- El hecho de concurrir a este premio implica la aceptación íntegra de estas bases. Todo cuanto no esté contenido en ellas será resuelto por la organización y el pleno del jurado y sus decisiones serán inapelables.

LA RED DE MUNICIPIOS DE LA CELTIBERIA NACE PARA BUSCAR SOLUCIONES EN COMÚN A LOS PROBLEMAS DE LA ESPAÑA VACIADA

Representantes municipales de las 8 provincias más despobladas de España se reunirán en Gotor (Zaragoza) el sábado 7 de mayo.

Celtiberia, el corazón de la España vaciada, quiere volver a latir. Con el objetivo de buscar salidas esperanzadoras a la actual situación, el próximo 7 de mayo se reunirán en Gotor (Zaragoza) alcaldes de las ocho provincias y las cuatro comunidades autónomas españolas más castigadas por el fenómeno de la despoblación. La jornada servirá para debatir y fijar una hoja de ruta, al tiempo que está prevista la creación de una nueva red de municipios que supere la actual división política y administrativa.

La España vaciada no puede esperar más. Sus municipios y su tejido social deben tomar la iniciativa para buscar soluciones, además de otras ayudas que puedan venir de otras instancias públicas y privadas. La radiografía de la catástrofe es demasiado conocida y no hace sino aumentar. Por eso los municipios hemos decidido unirnos, remar juntos en busca de soluciones. A escala municipal no podemos solventar el amplio abanico de graves, profundos y acuciantes problemas, pero sí podemos acometer algunas vías de actuación para paliarlos. Y eso vamos a intentar con esta red municipal.

Los municipios de la Celtiberia apostamos por la integración y la solidaridad, dos valores muy necesarios en tiempos de crisis e ideologías excluyentes. Queremos integrarnos en nuestra historia, en nuestra identidad, en nuestra excepcional riqueza patrimonial; por ello queremos entroncarnos en la Celtiberia, el mítico territorio de los celtíberos y de las Cuatro Culturas (céltica, judía, musulmana y cristiana) que se extiende por ocho provincias (Burgos, Cuenca, Guadalajara, Rioja, Segovia, Soria, Teruel y Zaragoza) de cuatro comunidades autónomas: Aragón, las dos Castillas y La Rioja. Promovemos una declaración simbólica, integradora, plenamente compatible con esas identidades regionales y con la española, pues somos desde siempre tierra de creativos mestizajes. Adscribirse a la Celtiberia supone apostar por los valores que refuerzan la naturaleza, la cultura, la etnografía y la solidaridad que históricamente han distinguido a estas “extremaduras” (tierras de frontera) de comunidades de aldeas o de villa y tierra, concejos abiertos y fueros; esta iniciativa también supone impulsar un territorio de patrimonio ecocultural único en Europa (la Celtiberia de las Cuatro culturas) como fuente de riqueza para impulsar el sector agropecuario ecológico, el turismo cultural y la nueva economía digital; en definitiva, un desarrollo sostenible de estas tierras marginadas desde el siglo XIX.

Esta red de municipios celtibéricos pretende unirnos para compartir retos comunes y generar sinergias que nos hagan prosperar en la nueva sociedad digital participativa. Nos comprometemos para promover iniciativas de desarrollo sostenible y revertir la inercia negativa y derrotista de la España despoblada. Los municipios serán nuestra base y sustento, los interlocutores oficiales, si bien las asociaciones culturales locales deben tener voz y un papel destacado en esta red que se regirá por los principios democráticos que ya distinguieron a los antiguos celtíberos y que preservamos excepcionalmente en Europa medieval por la necesidad de colonos. La Asociación de Amigos de la Celtiberia, promotora del proyecto, será órgano observador que colaborará desinteresadamente.

Nacemos con un puñado de municipios con la vocación de abrirnos a todos los que integran todas las comarcas naturales de la Celtiberia, en la cordillera Ibérica y los rebordes occidentales de la Central (ver mapa). Vamos a promover el hermanamiento y las actividades conjuntas con unos fines concretos: preservación de nuestros ecosistemas naturales y de los paisajes antrópicos tradicionales, apuesta por un modelo de desarrollo sostenible (defensa del territorio frente a las agresiones colonizadoras de todo tipo), preservación y promoción de nuestro patrimonio histórico artístico y etnográfico, de nuestra cultura, leyendas e imaginarios. Estos fines tendrán que asumirlos los municipios aspirantes para entrar en esta red y serán auditados periódicamente. Como muestra simbólica de esta pertenencia, cada localidad colocará la señal metálica homologada de “Municipio de la Celtiberia. Territorio de las Cuatro Culturas” que encabeza esta declaración (con el escudo o símbolo de cada municipio y la colocará visiblemente a la entrada de la población.

Celtiberia, el corazón de la España vaciada, quiere volver a latir volviendo a activar esos concejos libres y emprendedores que la hicieron próspera desde el medievo hasta su vaciamiento. Lo haremos hermanados y asociados para buscar salidas esperanzadoras. Por eso nos reunimos en el municipio promotor de Gotor, en la Celtiberia zaragozana, un puñado de alcaldes de las ocho provincias celtibéricas el sábado 7 de mayo de 2022. Debatiremos y fijaremos una hoja de ruta acompañados de música y hermanamiento en un marco incomparable, otra joya más de nuestro incomparable patrimonio: el convento dominico de la Consolación (s. XVI).