LOGO de la Red

COMPROMISOS DE LA RED DE MUNICIPIOS DE LA CELTIBERIA

Mayo 2022. GOTOR

Los municipios de la Celtiberia apostamos por la integración y la solidaridad, dos valores muy necesarios en tiempos de crisis y nacionalismos excluyentes. Queremos integrarnos en nuestra Historia, en nuestra identidad, en nuestra excepcional riqueza patrimonial; por ello queremos entroncarnos en Celtiberia, el mítico territorio de los celtíberos y de las Cuatro Culturas (celtibérica, judía, musulmana y cristiana) que se extiende por ocho provincias (Burgos, Cuenca, Guadalajara, Rioja, Segovia, Soria, Teruel y Zaragoza) de cuatro comunidades autónomas: Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha y La Rioja.

Promovemos una declaración simbólica, integradora, plenamente compatible con nuestra identidad aragonesa, castellana, riojana y española, pues somos desde siempre tierra de creativos mestizajes. Adscribirse a la Celtiberia supone apostar por los valores que refuerzan la naturaleza, la cultura, la etnografía y la solidaridad que históricamente han distinguido a estas “extremaduras” (tierras de frontera) de comunidades de aldeas o de villa y tierra, fueros y cartas pueblas; somos la tierra de los celtíberos, sin esclavos y con hospitalidad, de los concejos libres, del común, del “nadie es más que nadie”… Somos tierra dura donde echó raíces la libertad de los individuos y de los colectivos.

Esta es una de las grandes herencias inmateriales de un patrimonio ecocultural que, sin embargo, es tangible y único en Europa: la “Celtiberia de las cuatro culturas”, que puede ser fuente de riqueza para impulsar el sector agropecuario ecológico, el turismo cultural y la nueva economía digital; en definitiva, potenciador de un desarrollo sostenible que necesitan con urgencia estas tierras marginadas desde el siglo XIX.

Esta red de municipios celtibéricos pretende reconocer el compromiso
de unos pueblos y de sus pobladores con un territorio desde hace dos mil quinientos años. Nos organizamos en este presente difícil, espoleados por la crisis demográfica y el abandono paulatino de servicios, para hacer un llamamiento a todos los descendientes, oriundos, afines y gentes que hayan descubierto la pasión por vivir en el histórico solar de la cordillera (Celt)Ibérica.

Pretendemos un futuro sostenible, con oportunidades para cualquier iniciativa que busque en este espacio el sentimiento de pertenencia a una comunidad ancestral y un presente que nos haga más felices en nuestro territorio. Pretendemos unirnos en esta red municipal para compartir tantas cosas en común con vistas a generar sinergias que nos hagan prosperar en la nueva sociedad digital participativa.

Nos comprometemos con la naciente red “Municipios de la Celtiberia” para promover iniciativas encaminadas a esos fines de desarrollo sostenible arriba enunciados y revertir la inercia negativa y derrotista de la llamada España vaciada o despoblada. Los municipios serán nuestra base y sustento, los interlocutores oficiales, si bien las asociaciones culturales locales deben tener voz y un papel destacado en esta red que se regirá por los principios democráticos que ya distinguieron a los antiguos celtíberos y que preservamos -excepcionalmente en Europa por la necesidad de colonos- durante la Edad Media. La Asociación de Amigos de la Celtiberia se propone como órgano observador, en un papel desinteresado de apoyo, mentorizacion y colaboración.

Nacemos con un pequeño germen de municipios de las citadas ocho provincias celtibéricas con la vocación de abrirnos a todos los que integran las comarcas naturales de la Celtiberia, en la cordillera Ibérica y los rebordes occidentales de la Central (ver mapa); buscaremos así mismo la interacción con todos los actores de la España rural interior. Vamos a promover el hermanamiento y las actividades conjuntas con unos fines y objetivos concretos:

  • Preservación, mantenimiento y promoción de nuestro patrimonio histórico, artístico y etnográfico, de nuestra cultura, leyendas e imaginarios.
  • Preservación de nuestros ecosistemas naturales y de los paisajes antrópicos tradicionales.
  • Valorización y promoción de esta riqueza patrimonial en todas sus dimensiones para el fomento del turismo y las industrias culturales.
  • : sector agropecuario, industrial, tecnologías digitales, turismo y cultura. 
  • Promover el emprendimiento, la revitalización demográfica de nuestros pueblos: un futuro para los jóvenes y un hábitat idóneo para la infancia.
  • Defender los servicios necesarios para el desarrollo satisfactorio de la vida cotidiana y laboral de un ciudadano del siglo XXI: infraestructuras y servicios suficientes para cubrir las necesidades básicas, comunicaciones (viarias y digitales), vivienda, entretenimiento, etc. Todo ello para provecho de los habitantes permanentes y estacionales.
  • Apostar por la tecnología digital participativa como instrumento de comunicación, intercambio e integración comunitario entre los habitantes de las comarcas naturales y de la Celtiberia.
  • Alineados con un modelo de desarrollo sostenible, defenderemos nuestro territorio frente a las agresiones colonizadoras o abusivas de todo tipo con nuestros recursos naturales: aquellas que no garantizan las compensaciones justas y consentidas a los municipios.
  • Nuestro territorio es un valor para la sociedad que debe ser compensado: el uso de infraestructuras viarias y energéticas o el agua de nuestra tierra tiene un gran valor en todas sus dimensiones (de mercado, patrimonial e intangible).
  • Interlocución con las administraciones supramunicipales para defender nuestros intereses y conseguir los fines que nos proponemos.
  • Apoyo y promoción de leyes que favorezcan una discriminación positiva para el medio rural despoblado (los “nuevos fueros”). Apoyamos la activación de la ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural 45/2007 que, convenientemente actualizada, es un instrumento operativo para nuestros objetivos.
  • Postularse a proyectos financiados por fondos europeos o nacionales, en un momento en que la condición rural, la despoblación, la extensión digital y las identidades culturales cotizan al alza en estas convocatorias.
  • Difusión de identidad y el patrimonio de la Celtiberia en todas sus vertientes.

Estos objetivos, acordados en la asamblea constituyente de la red el 7 de mayo, serán asumidos por los municipios aspirantes para entrar en esta red y serán auditados periódicamente por agentes independientes. Juntos podemos conformar un lobby rural territorial que defienda nuestros intereses, nuestras gentes, nuestro futuro y nuestra identidad.

Así mismo, la asamblea de municipios concretará los requerimientos, las normas a seguir conjuntamente por los miembros, así como las cuotas anuales para mantener la red. Como muestra simbólica de esta pertenencia, cada localidad colocará la señal metálica homologada de “Municipio de la Celtiberia. Territorio de las Cuatro Culturas” que encabeza esta declaración (con el escudo o símbolo de cada municipio abajo, al modo en el que figura el ejemplo de Gotor) y la colocará visiblemente a la entrada de la población.