Fragmento del cartel anunciador

Las zonas rurales de Aragón se unen el 18 de abril en defensa de los trenes regionales

Vecinos y ayuntamientos de las líneas afectadas por el constante deterioro de los trenes regionales han decidido unir sus fuerzas y han organizado una gran movilización en defensa del ferrocarril que tendrá lugar este domingo día 18 de abril bajo el lema «No pierdas tu tren». La convocatoria, que parte de Monzón, se ha extendido en las líneas que unen Zaragoza con Arcos de Jalón, Caspe y Teruel, además de la Lérida. Hasta el momento se han unido más de treinta localidades. La Asociación de Amigos de la Celtiberia apoya esta movilización y participará en algunas de las concentraciones.

Leer más

Por qué la Celtiberia es la gran desconocida del patrimonio ecocultural en Europa… Descúbrelo

Movilización en Paracuellos de la Ribera

Clamor en el Jalón contra Renfe por el abandono de la línea Zaragoza-Arcos de Jalón

Cientos de vecinos de una treintena de localidades del Valle del Jalón han participado en una protesta coordinada en 8 estaciones y apeaderos de la línea ferroviaria Zaragoza-Arcos de Jalón. Con el apoyo de casi 40 asociaciones y 8 ayuntamientos, además de la Comarca de la Comunidad de Calatayud, han manifestado su gran enfado con Renfe por haber abandonado esta línea y haberla sumido en una constante degradación, en contra de todos los discursos oficiales sobre desarrollo rural y movilidad sostenible.

Leer más

La molesta Celtiberia

Alberto Gonzalo. AAC

Las Comunidades Autónomas nacieron desde una trasnochada visión de tradición medieval del territorio. Partiendo de este principio los políticos empezaron a crear una identidad que apoyara sus prácticas de clientelismo cerrado; auténticos reinos de taifas que vivían de espaldas a sus vecinos. Hubo momentos en que era más difícil llegar a un acuerdo con la Comunidad vecina que con cualquier país de Europa.El acuciante problema de la despoblación de la España Rural hizo aflorar una identidad inesperada: la Celtiberia. Este territorio, símbolo del abandono institucional de la España interior se ajustaba mal a la organización territorial impuesta durante la Transición. Si bien en un momento se miró con simpatía desde las instituciones, como algo entre arqueológico y folclórico, enseguida comprendieron que llevado al campo de lo social era un obstáculo para su política de fronteras del poder.

La Celtiberia es un territorio natural precisamente por ser una frontera, es el elemento de conjunción entre las Mesetas y el Valle, entre lo atlántico y lo mediterráneo y todo lo que ello implica tanto histórica como culturalmente. Dos puntos cualesquiera de la Celtiberia tienen a menudo más en común que otros dos puntos distantes de las CCAAs que la contienen.Esta situación es extrema en lo que se puede considerar la columna vertebral de la Celtiberia: la Raya entre Aragón y las Castillas, porque es así, con mayúsculas, como sus habitantes la conocen. La Raya: una larga línea desde las tierras del Moncayo hasta las de Molina de Aragón donde sus habitantes han convivido- a pesar de sus señores- se han casado a uno y otro lado y tienen culturas y vivencias similares y que han visto estupefactos como, durante estos tiempos de pandemia- por poner un ejemplo reciente – no podían comprar, utilizar los servicios e incluso visitar a sus familiares cercanos en lugares que tradicionalmente han sido su espacio de desenvolvimiento.

Y yendo a un caso particular, la cosa linda con lo ridículo en el territorio del Alto Jalón: unido por un rio que actúa de eje vital, que además es vía fundamental entre las zonas más pobladas del país, aparece dividido entre dos provincias y dos comunidades autónomas. Alto Jalón: espacio geográfico real muy bien definido por la historia pero que las instituciones se empeñan en ignorar englobándolo en otras macrocomarcas. Aquí lo que está permitido a un lado es casi delito en el otro, legislaciones diferentes cuando no contradictorias y sobre todo la marginalidad de lo periférico: lo que no interesa al neocentralismo de Valladolid o Zaragoza convierte a un territorio que podía ser pujante, por su situación estratégica, en depauperado.Seguro que hay más casos, cada cual que se lo aplique. La Celtiberia es la evidencia de que la España de las Autonomías no está dando ninguna solución efectiva a la despoblación: su encastillamiento, su centralismo de nuevo cuño, su visión paticorta nos hace entender a todos los que alzamos esa bandera simbólica que, queridos míos: somos profundamente molestos.

La guía que situará a la Celtiberia en el mapa

bdr

Próximamente la editoriaL aragonesa PRAMES lanzará la primera Guía de la Celtiberia. Un país imaginado, coordinada por Javier Hernández Ruiz, miembro de nuestra asociación, como muchos de los que han colaborado como especialistas en los distintos capítulos: Ángel Muñoz (geografía), Alberto Gonzalo, Marta Chordá y Gabriel Sopeña (arqueología), José Luis Corral y Miguel Ángel Dolado (Historia), Vicente Checa (Etnografía), Rafael Yuste (Arte), Manuel M. Forega, Jesús Rubio y Jose Verón (Literatura), Carmelo Romero (personajes), Chabier de Jaime (Naturaleza), etc. Es una guía ilustrada, muy icónica y dinámica, dotada de mapas con rutas que servirán para valorizar el enorme patrimonio ecocultural del «País de las Cuatro Culturas», cuya condición fronteriza a lo largo de la Historia ha deparado esta riqueza mestiza. Es la Celtiberia un horizonte por descubrir que resultará especialmente estimulante a ese viajero amante de la cultura, la etnografía y la naturaleza que, tras la pandemia, quiere descubrir el revalorizado paisaje de la España despoblada. La Celtiberia es un país ideal para recorrer con los ojos de la imaginación: las sorpesesas son inagotables.

Vacas en una granja industrial

La AAC frente a la macrogranja más grande de la UE: una amenaza en el corazón de la España vaciada

En una de las zonas más despobladas de la España vaciada, al pie del monte sagrado de la Celtiberia, se va a construir la macrogranja más grande de la UE y la quinta del mundo. En una extensión equivalente a 154 campos de fútbol y a cuatro terminales de Barajas se hacinarán 23.520 vacas que producirán tanto CO2 como todos los coches de la provincia de Soria, tantos excrementos como los que genera Madrid o consumirá tanta agua como la ciudad de Soria. Con el cebo de habilitar un puñado de puestos de trabajo (prometen entre 40 y 100 directos) para el municipio de Noviercas (Soria), se pone en peligro el equilibrio ambiental de una zona estratégica, en la divisoria de aguas entre el Duero y el Ebro. Los daños pueden ser irreversibles en un delicado sistema hídrico que puede contaminar las cuencas del Manubles, Ribota, Aranda, Rituerto y Araviana, además del impacto contaminante en el aire y en el paisaje con ese monstruo varado frente al Moncayo, justo en el pueblo donde nació la esposa de Bécquer, enamorado de estas tierras llenas de poesía.

Además, esta iniciativa herirá de muerte a un sector de pequeñas explotaciones ganaderas que ya están muy tocadas. Se podrían perder más de 400 pequeñas explotaciones pecuarias en municipios de las provincias más devastadas y necesitadas. Algunas de ellas participan en cooperativas locales que se van a ver totalmente socavadas, incluso arrasadas por una imposible competencia en los precios de la leche. Quedaría en entredicho, por tanto, la vida de más de 400 pueblos, que tienen en esas pequeñas vaquerías su esperanza; y así quedarían afectados esos ganaderos que aportan un valor añadido atendiendo queserías, manteniendo la vida de los campos del entorno o sosteniendo una importante cantidad de empleos indirectos en su entorno (veterinarios, transportistas, servicios, etc.).

Estamos ante otro episodio más que implementa las lógicas extractivas del neoliberalismo globalizador, que no tienen en cuenta las peculiaridades de un mundo rural ajeno a las megalomanías productivas de la industria. Los beneficios, sin duda, se irán lejos y las desventajas, la contaminación y los desechos se quedarán aquí por centurias. Estos vampiros de mentalidad industrial se aprovechan de la debilidad del mundo rural, su escasa población, los escasos recursos, el abandono sociopolítico y la supuesta ausencia de respuesta social. Pero esta vez se están encontrando con la oposición de mucha gente concienciada, de las plataformas ciudadanas o de Greenpeace; todos ellos han hecho numerosas alegaciones a un proyecto que ha quedado desenmascarado. La Asociación de amigos de la Celtiberia se suma a este clamor de la ciudadanía que rechaza este “crimen ambiental”, como lo ha calificado Greenpeace, que trae pan negro para hoy y catástrofe ecológica para mañana. Una megalomanía productivista que no tiene cabida en nuestra apuesta por un desarrollo sostenible que siempre debe ser compatible con el excepcional patrimonio ecocultural de la Celtiberia que ahora está en peligro.

Puedes leer esta noticia en:

Página de Heraldo-Diario de Soria con la noticia.

Vacas en una granja

El proyecto para construir la mayor macrogranja de vacas de Europa pone en alerta a las provincias de Soria y Zaragoza

Una empresa de ganadería industrial planea la construcción de la mayor granja de vacas de Europa en el término municipal de Noviercas, en la provincia de Soria. El proyecto tiene prevista una explotación de más de 20.000 vacas. Hasta el momento, la más grande se encuentra en Caparroso (Navarra) y cuenta con 5.000 reses. Numerosas entidades sorianas y también de la vecina comarca de la Comunidad de Calatayud (Zaragoza), así como Greenpeace, han presentado alegaciones contra a este proyecto por cuanto consideran que generará un gran impacto ambiental y social, y pondrá en peligro el futuro de una amplia zona situada a caballo entre las comunidades de Castilla y León y de Aragón.

Leer más

II PREMIO DE MICRORRELATOS «AMIGOS DE LA CELTIBERIA»

La autora madrileña Anunciación Marqués Copairate ha sido la ganadora del II Premio de Microrrelatos «Amigos de la Celtiberia» en categoría juvenil con La fundadora

LA FUNDADORA


Era noche cerrada en la aldea. Todos se hallaban ya en sus tiendas, dormidos alrededor de la gran hoguera que crepitaba con las últimas ramas antes de extinguirse.
Todos menos Daroca.
Tumbada boca arriba con los brazos sobre el pecho, la niña se aferraba casi con rabia al pequeño triskel colgado de su cuello regalo de Arkilos, el druida del pueblo. No dejaba de cavilar sobre todo lo que había sucedido aquellos días.
Muchas cosas habían cambiado desde la temprana muerte del sacerdote. Ahora su hijo se veía obligado a realizar las tareas que su padre dejó pendientes. Ella sabía por él que los numerosos deberes no eran de su agrado, pero era lo que debía hacer. Al menos hasta que ella fuera lo suficientemente mayor como para tomar el relevo.
Hasta entonces, Daroca tenía un largo camino que atravesar. Y sospechaba que comenzaría muy pronto.
Observó fijamente el pequeño collar, que ahora refulgía con una extraña luz azulada. Aún no entendía realmente por qué su tío había decidido otorgarle el triskel, su mayor símbolo de poder. Solo podían portarlo los druidas, los líderes espirituales de la comunidad, los más sabios.
Pero ella solo tenía nueve años. Y ninguna dote mágica a su servicio, a diferencia de la mayoría de sus antecesores. Sin embargo, el sacerdote la había elegido a ella.
Arkilos le había hablado de retos que debía cumplir y sacrificios que debía realizar. Tomaría decisiones que, según él, cambiarían el curso de la historia de su pueblo. La historia de sus hijos, de sus nietos, de todos sus descendientes.
Sus últimas palabras resonaban tenues, como traídas por la pequeña brisa que se colaba por la rendija de su tienda:
“Tú nos salvarás de desaparecer”, había dicho el druida. “Tú formarás la nueva Celtiberia”.
La luz del triskel se acentuó. El pequeño colgante brillaba ahora con la intensidad de mil lunas llenas. Daroca se lo quitó del cuello, y lo sostuvo un buen rato con la palma de la mano.
—Está bien —dijo—. Veamos qué nos tiene deparado mi futuro.

II PREMIO DE MICRORRELATOS «AMIGOS DE LA CELTIBERIA»

El sevillano Raúl Romera Morilla ha resultado ganador del II Premio de Microrrelatos «Amigos de la Celtiberia» en categoría general con La promesa de Aunia

LA PROMESA DE AUNIA


Las guarniciones, apostadas entre sillares y adobes de los tramos de muralla aún
por terminar de construir, velaban por la seguridad de los últimos belos que, con las
primeras luces del amanecer, abandonaban Sekaiza. Mujeres, niños y ancianos, en una
lenta y penosa caravana, dejaban atrás su ciudad ante la inminente llegada del cónsul
romano Quinto Fulvio Nobilior. Cuando el disco dorado mostró todo su esplendor tras
los lejanos cerros, una descomunal nube de polvo que se elevaba lentamente del suelo,
anunció la llegada de las cinco legiones procedentes de Roma que habrían de acabar con
aquella ciudad de la Celtiberia.
El viento, que viajaba rápido en aquella planicie que parecía extenderse hasta el
infinito, trajo a los evacuados el amargo sabor térreo del polvo levantado por las legiones.
—Caciro, no mires atrás —le dijo Aunia a su hijo, al verlo mirar hacia las murallas
cada vez más lejanas de Sekaiza. Bajo sus pies, el niño notaba el temblor del suelo
provocado por la terrorífica marcha del ejército invasor. Aceleró el paso agarrándose a la
capa de su madre y avanzó con la mirada fija en el suelo.
Aunia, ocultando sus lágrimas a su hijo, se prometió a sí misma que, allá donde
fuera, resistiría hasta la muerte antes que huir otra vez de su hogar.

QUEDA APLAZADO HASTA 2021 EL III ENCUENTRO DE LA CELTIBERIA LITERARIA Y CREATIVA

La situación de alarma sanitaria extrema en la que se encuentra Aragón, obliga a suspender el III Encuentro de la Celtiberia Literaria y Creativa que, con la esperanza de mejora de la situación de la pandemia, había aplazado su programación para los días 14 y 15 de noviembre.

Es deseo y empeño de la organización del Encuentro redactar en los mismos términos el programa previsto este año y ejecutarlo, como de costumbre, el último fin de semana (días 25 y 26) de septiembre de 2021.

Lamentamos tener que dar esta noticia y pedimos disculpas a todos los que mostráis interés en esta cita anual como muestra de que la acción cultural, el análisis de la realidad y el diseño de espacios de debate y de reacción social en la España vaciada no sólo son posibles, sino necesarios y eficaces para el sostenimiento y el desarrollo de estos territorios frente a la impertinente indiferencia de las políticas centralistas y los ombliguismos capitalinos de las administraciones autonómicas. Esperamos, no obstante, contar con vuestra presencia y vuestro apoyo en 2021. Hasta entonces, salud y bene vobis!