Entradas

Fragmento del cartel anunciador

Las zonas rurales de Aragón se unen el 18 de abril en defensa de los trenes regionales

Vecinos y ayuntamientos de las líneas afectadas por el constante deterioro de los trenes regionales han decidido unir sus fuerzas y han organizado una gran movilización en defensa del ferrocarril que tendrá lugar este domingo día 18 de abril bajo el lema «No pierdas tu tren». La convocatoria, que parte de Monzón, se ha extendido en las líneas que unen Zaragoza con Arcos de Jalón, Caspe y Teruel, además de la Lérida. Hasta el momento se han unido más de treinta localidades. La Asociación de Amigos de la Celtiberia apoya esta movilización y participará en algunas de las concentraciones.

Leer más

Por qué la Celtiberia es la gran desconocida del patrimonio ecocultural en Europa… Descúbrelo

Movilización en Paracuellos de la Ribera

Clamor en el Jalón contra Renfe por el abandono de la línea Zaragoza-Arcos de Jalón

Cientos de vecinos de una treintena de localidades del Valle del Jalón han participado en una protesta coordinada en 8 estaciones y apeaderos de la línea ferroviaria Zaragoza-Arcos de Jalón. Con el apoyo de casi 40 asociaciones y 8 ayuntamientos, además de la Comarca de la Comunidad de Calatayud, han manifestado su gran enfado con Renfe por haber abandonado esta línea y haberla sumido en una constante degradación, en contra de todos los discursos oficiales sobre desarrollo rural y movilidad sostenible.

Leer más
Vacas en una granja industrial

La AAC frente a la macrogranja más grande de la UE: una amenaza en el corazón de la España vaciada

En una de las zonas más despobladas de la España vaciada, al pie del monte sagrado de la Celtiberia, se va a construir la macrogranja más grande de la UE y la quinta del mundo. En una extensión equivalente a 154 campos de fútbol y a cuatro terminales de Barajas se hacinarán 23.520 vacas que producirán tanto CO2 como todos los coches de la provincia de Soria, tantos excrementos como los que genera Madrid o consumirá tanta agua como la ciudad de Soria. Con el cebo de habilitar un puñado de puestos de trabajo (prometen entre 40 y 100 directos) para el municipio de Noviercas (Soria), se pone en peligro el equilibrio ambiental de una zona estratégica, en la divisoria de aguas entre el Duero y el Ebro. Los daños pueden ser irreversibles en un delicado sistema hídrico que puede contaminar las cuencas del Manubles, Ribota, Aranda, Rituerto y Araviana, además del impacto contaminante en el aire y en el paisaje con ese monstruo varado frente al Moncayo, justo en el pueblo donde nació la esposa de Bécquer, enamorado de estas tierras llenas de poesía.

Además, esta iniciativa herirá de muerte a un sector de pequeñas explotaciones ganaderas que ya están muy tocadas. Se podrían perder más de 400 pequeñas explotaciones pecuarias en municipios de las provincias más devastadas y necesitadas. Algunas de ellas participan en cooperativas locales que se van a ver totalmente socavadas, incluso arrasadas por una imposible competencia en los precios de la leche. Quedaría en entredicho, por tanto, la vida de más de 400 pueblos, que tienen en esas pequeñas vaquerías su esperanza; y así quedarían afectados esos ganaderos que aportan un valor añadido atendiendo queserías, manteniendo la vida de los campos del entorno o sosteniendo una importante cantidad de empleos indirectos en su entorno (veterinarios, transportistas, servicios, etc.).

Estamos ante otro episodio más que implementa las lógicas extractivas del neoliberalismo globalizador, que no tienen en cuenta las peculiaridades de un mundo rural ajeno a las megalomanías productivas de la industria. Los beneficios, sin duda, se irán lejos y las desventajas, la contaminación y los desechos se quedarán aquí por centurias. Estos vampiros de mentalidad industrial se aprovechan de la debilidad del mundo rural, su escasa población, los escasos recursos, el abandono sociopolítico y la supuesta ausencia de respuesta social. Pero esta vez se están encontrando con la oposición de mucha gente concienciada, de las plataformas ciudadanas o de Greenpeace; todos ellos han hecho numerosas alegaciones a un proyecto que ha quedado desenmascarado. La Asociación de amigos de la Celtiberia se suma a este clamor de la ciudadanía que rechaza este “crimen ambiental”, como lo ha calificado Greenpeace, que trae pan negro para hoy y catástrofe ecológica para mañana. Una megalomanía productivista que no tiene cabida en nuestra apuesta por un desarrollo sostenible que siempre debe ser compatible con el excepcional patrimonio ecocultural de la Celtiberia que ahora está en peligro.

Puedes leer esta noticia en:

Página de Heraldo-Diario de Soria con la noticia.

Vacas en una granja

El proyecto para construir la mayor macrogranja de vacas de Europa pone en alerta a las provincias de Soria y Zaragoza

Una empresa de ganadería industrial planea la construcción de la mayor granja de vacas de Europa en el término municipal de Noviercas, en la provincia de Soria. El proyecto tiene prevista una explotación de más de 20.000 vacas. Hasta el momento, la más grande se encuentra en Caparroso (Navarra) y cuenta con 5.000 reses. Numerosas entidades sorianas y también de la vecina comarca de la Comunidad de Calatayud (Zaragoza), así como Greenpeace, han presentado alegaciones contra a este proyecto por cuanto consideran que generará un gran impacto ambiental y social, y pondrá en peligro el futuro de una amplia zona situada a caballo entre las comunidades de Castilla y León y de Aragón.

Leer más
Murallas de Daroca

Ciudades monumentales de la Celtiberia

Pocos territorios en Europa pueden presentar este rosario de ciudades hoy decadentes pero plagadas de patrimonio que, con algunos restos de la Antigüedad, se agudiza en el Medievo y se prolonga en Era Moderna. El territorio celtibérico vinculado a Castilla desde la Edad Media fue Extremadura fronteriza, por lo que es habitual encontrar notables restos defensivos califales en Ágreda conviviendo con torreones cristianos y edificios de los siglos XVI y XVII; Medinaceli también conserva restos defensivos islámicos, no en vano fue capital defensiva de la Marca media en el califato. Su arco romano (s. II), convertido en icono de monumento nacional, da prueba de la importancia de esta encrucijada de caminos desde la Antigüedad que, ya en la Edad Moderna, fue ciudad ducal presidida por el palacio “escurialense” de Gómez de la Mora (1625). Almazán también fue testigo de eventos históricos relevantes (en 1158 Sancho III de Castilla creó la Orden de Calatrava y en 1375 se firmó la paz que finiquitaba la Guerra de los Pedros. De la ciudad medieval se conservan murallas y tres de sus cuatro puertas y de sus doce iglesias medievales se conservan la de San Vicente, San Miguel (con su singular cimborrio de finales del XII) y Nuestra Sra. del Campanario. Destaca el Palacio renacentista de la plaza Mayor, emblema del señorío de los Hurtado de Mendoza. Dos personajes insignes del Sigo de Oro a destacar, el gran teólogo Suárez, aquí nacido, y Tirso de Molina, que murió aquí.

Leer más