Entradas

SARNAGO, “LA ALDEA GALA” DE TIERRAS ALTAS DE SORIA CELEBRA BELTAINE

EL SÁBADO 30 DE ABRIL LA FIESTA SE MEZCLARÁ CON LA REIVINDICACIÓN DE VIVIENDAS EN LA ESPAÑA RURAL 

Convocan:   Asociación de Amigos de la Celtiberia y Asociación de Amigos de Sarnago.

    Colaboran Diputación de Soria y Ayto de San Pedro Manrique.

Los resistentes de Sarnago han sido capaces de una hazaña comparable a la de Asterix. No vencieron a los romanos, pero sí a la ruina que amenazaba su pueblo sentenciado por el ICONA en la década de 1950. La Asociación de Amigos de Sarnago ha sido fundamental en este empeño sostenido desde hace cuarenta años. Ahora, tras dos largos años de triste pandemia, el exorcismo revivificador se llama Beltaine, la fiesta de la primavera de la civilización céltica que luego fueron asimiladas por los “mayos” y otros ritos en la cultura rural tradicional, revivirán en las Tierras Altas de Soria. Música, camaradería, comidas, danza, libros, conferencias, ritos y diversión estarán presentes otro año en otra aldea que pondremos en el mapa durante al menos un día… Los organizadores, Asociación de Amigos de Sarnago y Asociación de Amigos de la Celtiberia, quieren también añadir un sentido reivindicativo a la celebración. Los indicadores que radiografían el estado de los territorios la antigua Celtiberia son de sobra conocidos y apuntan hacia el colapso. No queremos hacer más retórica con esto. Sobran palabras y faltan hechos. Por eso apostaremos por una revitalización rural que empieza con la disponibilidad de viviendas, que será el leitmotiv reivindicativo de esta jornada festiva y que se tratará en una sesión.Por eso, simbólicamente vamos a plantar un roble en la dehesa, a la manera de los tradicionales mayos que pretendían fecundar la tierra y propiciar buenas cosechas. Ahora no necesitamos trigo, necesitamos gente y casas para los que vengan.

Todos aquellos que quieran sumarse a la fiesta, siempre reivindicativa, están invitados. La hospitalidad celtíbera está a prueba de todo y no faltará un trozo de carne (el jabalí de Asterix será cordero) y un buen vaso del vino de la Celtiberia.

Beltaine

Las celebraciones comenzaban con la Noche de Walpurgis, encendiéndose hogueras que se apagaban al día siguiente (Beltaine) para encender un simbólico fuego nuevo. Esa noche, en la que como en la que precede a Samhain (la otra gran festividad celta del 1 de noviembre ahora divulgada desde el Imperio como Halloween) vagaban los espíritus, ha sido advocada frecuentemente por el cine de terror. Beltaine (1 de mayo) es una fecha simbólica, fundamental en el calendario celta (más perfecto todavía que el actual gregoriano, como prueba el bronce de Coligny) en el centro de la “Edad del Roble”. Las celebraciones giraban en torno a la naturaleza, ya que la religión celta tenía un preponderante sesgo panteísta.

Estos cultos a la Naturaleza (La Fuente de Vida, la Fuente de Todas las Cosas) fueron recreados con potente sentido mítico en El Druida, de Morgan Llyvelyn, quien pone en boca de Anvar estas palabras:

Más tarde descubriría que los romanos afirmaban que adorábamos a los árboles, pero los romanos sólo ven la superficie de las cosas. Los druidas no adoramos a los árboles, sino que adoramos entre los árboles y con los árboles. Todos juntos adoramos a la Fuente”.

También han quedado testimonios históricos de estas celebraciones primaverales, como éste recogido por John Ramsay en las Islas Británicas durante el siglo XVI:

 “igual que el otro culto público de los druidas, la fiesta de Beltane, creemos que se ejecutaba sobre collados y cerros. Ellos pensaban que era degradante para aquel cuyo templo es el universo, suponer que morase en cualquier casa hecha con las manos. Por esta razón los sacrificios eran ofrendados al aire libre, con frecuencia sobre las cimas de las colinas, donde se les ofrecía el panorama más grandioso de la naturaleza y donde estaban más cercanos a la sede el calor y el orden”.

Tugaimid cuireadh duit ceiliúradh a dhéanamh ar an mBealtáin i bráithreachas agus i síocháin le pobail Cheilteacha uile an domhain

Os invitamos a celebrar Beltane en hermandad y paz con todos los pueblos celtas del mundo

PROGRAMA DE ACTOS.

Sábado, 30 de abril

11’00-11’30 horas:  Recepción de participantes en la plaza del pueblo.

11’30 horas: Debate sobre la vivienda en la Celtiberia rural: medidas para la revitalización, conducido por Ángel Muñoz (AAC) y José María Carrascosa (AAS). Plaza del pueblo (si lloviera se trasladaría, como otros actos, a la escuela-museo).

12’45 horas: Visitas guiada a los hitos principales. Culminará en el castro celtibérico de El Castillo, donde se recitará un poema en gaélico en recuerdo de nuestra vieja lengua céltica.

14’00-16’00 horas: Comida de hospitalidad entre celtíberos

Sobremesa amenizada por música

17’00 horas:  Presentación de la Guía Turística de la Celtiberia y de las cartillas de los celtíberos a cargo de la AAC.

18.00 h. «¿Cuándo comienza la primavera?», Javier Sanz compartirá esta breve disertación con el público

18.30 h. Acto de magia y abrazo de la naturaleza en la dehesa (németon local) a cargo de los y las druidas. Se plantarán robles melojos entorno a un mayo.

19’30 horas: La hora de los bardos: recital poético, narrativo y musical (Trasnochos)

21.00 horas: Se activan las hogueras de Walpurgis bendecidas por los hombres y mujeres mágicos en presencia de la tribu.

21’30 horas: Banquete nocturno de hermanamiento ofrecido por la Asociación de Amigos de Sarnago

23’00 horas:  Celebración de luz y el estallido de vida primaveral en la hoguera de la Noche de Walpurgis. Música, danza, caelia y otros brebajes en hermandad celtibérica.

Actuación del grupo soriano Trasnochos con música celtibérica.

Convendría que dejarais constancia de cuántas personas vais a venir en:  to:aaceltiberia@gmail.com»>aaceltiberia@gmail.com  /  to:sarnago@sarnago.com»>sarnago@sarnago.comHabrá espacio para acampada y estacionamiento de caravanas

Vacas en una granja industrial

La AAC frente a la macrogranja más grande de la UE: una amenaza en el corazón de la España vaciada

En una de las zonas más despobladas de la España vaciada, al pie del monte sagrado de la Celtiberia, se va a construir la macrogranja más grande de la UE y la quinta del mundo. En una extensión equivalente a 154 campos de fútbol y a cuatro terminales de Barajas se hacinarán 23.520 vacas que producirán tanto CO2 como todos los coches de la provincia de Soria, tantos excrementos como los que genera Madrid o consumirá tanta agua como la ciudad de Soria. Con el cebo de habilitar un puñado de puestos de trabajo (prometen entre 40 y 100 directos) para el municipio de Noviercas (Soria), se pone en peligro el equilibrio ambiental de una zona estratégica, en la divisoria de aguas entre el Duero y el Ebro. Los daños pueden ser irreversibles en un delicado sistema hídrico que puede contaminar las cuencas del Manubles, Ribota, Aranda, Rituerto y Araviana, además del impacto contaminante en el aire y en el paisaje con ese monstruo varado frente al Moncayo, justo en el pueblo donde nació la esposa de Bécquer, enamorado de estas tierras llenas de poesía.

Además, esta iniciativa herirá de muerte a un sector de pequeñas explotaciones ganaderas que ya están muy tocadas. Se podrían perder más de 400 pequeñas explotaciones pecuarias en municipios de las provincias más devastadas y necesitadas. Algunas de ellas participan en cooperativas locales que se van a ver totalmente socavadas, incluso arrasadas por una imposible competencia en los precios de la leche. Quedaría en entredicho, por tanto, la vida de más de 400 pueblos, que tienen en esas pequeñas vaquerías su esperanza; y así quedarían afectados esos ganaderos que aportan un valor añadido atendiendo queserías, manteniendo la vida de los campos del entorno o sosteniendo una importante cantidad de empleos indirectos en su entorno (veterinarios, transportistas, servicios, etc.).

Estamos ante otro episodio más que implementa las lógicas extractivas del neoliberalismo globalizador, que no tienen en cuenta las peculiaridades de un mundo rural ajeno a las megalomanías productivas de la industria. Los beneficios, sin duda, se irán lejos y las desventajas, la contaminación y los desechos se quedarán aquí por centurias. Estos vampiros de mentalidad industrial se aprovechan de la debilidad del mundo rural, su escasa población, los escasos recursos, el abandono sociopolítico y la supuesta ausencia de respuesta social. Pero esta vez se están encontrando con la oposición de mucha gente concienciada, de las plataformas ciudadanas o de Greenpeace; todos ellos han hecho numerosas alegaciones a un proyecto que ha quedado desenmascarado. La Asociación de amigos de la Celtiberia se suma a este clamor de la ciudadanía que rechaza este “crimen ambiental”, como lo ha calificado Greenpeace, que trae pan negro para hoy y catástrofe ecológica para mañana. Una megalomanía productivista que no tiene cabida en nuestra apuesta por un desarrollo sostenible que siempre debe ser compatible con el excepcional patrimonio ecocultural de la Celtiberia que ahora está en peligro.

Puedes leer esta noticia en:

Página de Heraldo-Diario de Soria con la noticia.

Vacas en una granja

to para construir la mayor macrogranja de vacas de Europa pone en alerta a las provincias de Soria y Zaragoza'>El proyecto para construir la mayor macrogranja de vacas de Europa pone en alerta a las provincias de Soria y Zaragoza

Una empresa de ganadería industrial planea la construcción de la mayor granja de vacas de Europa en el término municipal de Noviercas, en la provincia de Soria. El proyecto tiene prevista una explotación de más de 20.000 vacas. Hasta el momento, la más grande se encuentra en Caparroso (Navarra) y cuenta con 5.000 reses. Numerosas entidades sorianas y también de la vecina comarca de la Comunidad de Calatayud (Zaragoza), así como Greenpeace, han presentado alegaciones contra a este proyecto por cuanto consideran que generará un gran impacto ambiental y social, y pondrá en peligro el futuro de una amplia zona situada a caballo entre las comunidades de Castilla y León y de Aragón.

Celebración de Beltaine en Ines (Soria)

Queridos amigos de la Celtiberia.

Hemos estado un largo invierno aletargados, pero la semilla está renaciendo en primavera. Los frutos están próximos por llegar. Para celebrar la llegada de la vida, vamos a conectar con los ritos que, posiblemente más en el mito y leyenda que en la Historia, llevaban a cabo nuestros antepasados. Pero en estos tiempos de empirismo salvaje, globalización, belicismo y descreimiento cientifista, más que nunca necesitamos el mito y la leyenda.

Leer más